Trailer Iron Man 3

The Matrix

Cinefilo.es

Vie, 23 Octubre 2009

Comentar (2)

5,644 visitas

En la primavera de 1997 se produjo un punto de inflexión en la forma de contar y hacer cine, marcado por el estreno de Matrix, un film de ciencia ficción que revolucionó la industria y llevó a nuevas cotas la integración entre imagen real y efectos generados por ordenador.

Crítica Matrix

Durante los últimos 13 años, el “fenómeno Matrix” ha tenido tanta resonancia que hablar hoy, aquí y ahora, de esta película puede parecer incluso innecesario. Tras sus dos secuelas (Matrix Reloaded y Matrix Revolutions) parece que todo el mundo tuvo ya tuvo su ración de Neo.

Sin embargo, al igual que Star Wars, Matrix es una película que sigue vendiendose como churros en vídeo. Tiene ese algo especial de los clásicos que apetece volver a verla cada cierto tiempo, y disfrutarla como el día del estreno en DVD ó Blu-ray. Por eso nos parece de recibo rescatar del olvido la crítica que hizo para mundodvd J.F. Sebastian, pues a pesar de los años sigue manteniendo toda su vigencia.

Andy y Larry Wachowski: Chicago. 31 y 33 años en el momento del estreno. Universidad. Escritura y dibujo de comics. Joel Silver productor. Guiones para el cine (Asesinos, The Matrix y Lazos ardientes). Dirigen Lazos ardientes, su ópera prima. La Warner Bros se fía de ellos, pone 70 millones de dólares USA y los manda a Sidney, a realizar, por fin, The Matrix, su guión pendiente. Rodaje largo, costoso, actores de relumbrón, lujos técnicos, perfeccionismo, carrera contra reloj para no dejarse pisar por Episodio I y… ya está el producto acabado: The Matrix, el film, precedido de una campaña publicitaria ejemplar, inteligente, con unos tráilers contundentes y atractivos por sus espectacular montaje, se hace con las taquillas y se consagra como algo nuevo entre el género de películas de acción y anticipación.

Sobre las ruinas de la humanidad, la supervivencia de las máquinas. Sobre los sentimientos, la inteligencia y la historia, el software más sofisticado y capaz de vida propia, autónoma. Su única dependencia, la energética, la resuelven las máquinas extrayéndola de los seres vivos: de los propios seres humanos. Ellas clasifican y tratan a los hombres como virus, cultivándolos y manteniéndolos en un letargo animal donde se sueña que se vive una existencia virtual que permite, incluso, la libertad aparente y la transgresión de las normas.

El bucle resulta perfecto y completo. Las máquinas no se conforman con perpetuarse en ausencia de lo humano. No se conforman con vivir a costa de millones de cuerpos convertidos en baterías eléctricas. Dan a esas baterías, a esos cuerpos aletargados, un remedo de existencia. Les confieren un sueño lógico del que todos participan, una vida completa donde nacen, crecen, se reproducen, se relacionan, trabajan, se divierten, viven y mueren los humanos, mientras sus cuerpos permanecen en la incubadora cósmica hasta su consunción. Esta es la proposición del film. Alrededor de esta situación de facto, en lucha constante, se encuentran algunos seres humanos resistentes, clandestinos de un sistema global que los vigila para eliminarlos. Un sistema que posee sus propios agentes de detección y vigilancia, auténticos programas antivirus, encargados de destruir toda resistencia humana. Entre estos vigilantes y los clandestinos resistentes se establece la dialéctica del combate permanente que construirá la película.

A la vigilancia total, omnipresente y absoluta del sistema han de oponerse esos pocos miembros ocultos y beligerantes de la oposición mediante sus conocimientos tecnológicos y su astucia. Es una guerra de software en la que el resultado puede ser la muerte física de quienes lograron desconectarse de Matrix. Son los guerrilleros informáticos, la avanzadilla de Zion, la ciudad de los que lograron sobrevivir o, mejor, vivir aparte de Matrix, renacidos, desconectados del sistema. Una esperanza, unas creencias, los mantienen en lucha: la venida de un liberador, de un hombre capaz de superar todas las pruebas, incluso la muerte, para oponerse a la matriz misma del sistema, acabar con la opresión de las máquinas y restaurar la vida. Morfeo, el héroe de la resistencia, ejercerá de apóstol anunciador de ese liberador, viéndose, cómo no, traicionado por uno de sus seguidores. La épica de la situación se resuelve en lucha, desde ambas partes del sistema.

Decir que para contarnos esto los hermanos Wachowski recurren a todos los trucos imaginables sería poco. El uso de fuentes conocidas, universales, es manifiesto: referencias bíblicas, mitología griega, budismo, Platón, Calderón, todo se hace explícito y el film habla un lenguaje que nos recuerda algo ya sabido u oído antes. Y nos lo cuentan con la pura dinámica de unas imágenes y un movimiento que, a su vez, toman prestado de todo el cine de acción pasado y presente.

matrix-

Las referencias al cine de Hong Kong, al manga, a las artes marciales, a los hallazgos fílmicos de películas como Terminator, Dark City, Blade Runner… son constantes. Pero todo esto, con ser cierto, no es capaz de ensombrecer el impacto que produce The Matrix en el espectador. Que se nos cuente la lucha eterna se ha hecho muchas veces antes. En cine, en teatro, en novela… de una u otra forma, hemos asistido a la narración de los conflictos de los hombres. Si se nos permite la “boutade”, Otelo es sólo una historia de celos y Romeo y Julieta otra de amores desgraciados… pero, desde luego, son mucho más que eso.

Salvando pues todas las distancias en las artes (y el cine es arte, además de industria) lo que cuentan son los resultados. Y los Wachowski brothers logran un resultado perfecto, redondo, acabado. La sensación de ya visto podrá ser posterior a la visión de la película, pero nunca simultánea. Porque la magia del cine y el ritmo trepidante de este film nos atrapan desde la primera escena hasta la última. ¿Qué más da saber que hay miles de trucos visuales?; ¿qué importa saber que todo es ficción y que estamos ante una película precisamente de “anticipación”?. ¿Acaso ignoramos que nada sucede realmente, cuando lloramos la muerte de la protagonista de una cinta romántica? ¿No nos alegramos de verdad cuando triunfan los buenos y pierden los malos en tantos filmes de aventuras? Esa es la magia del cine. Son solo sombras sobre una pantalla y sonido envolvente, pero la linterna mágica funciona siempre. Y en The Matrix funciona también. Y tanto que funciona: resulta fascinante. Desde el primer fotograma quedamos electrizados por la acción que se encadena ya sin parar hasta el fin. Un final que nos hace desear más de lo mismo. Y eso es mucho más de lo que puede decirse de un montón de películas de  acción que se proyectan hoy en el cine, aburridas y mediocres hasta la solemnidad.

Así, creo que Matrix puso el listón del entretenimiento muy alto. A pesar de sus contradicciones, de sus concesiones comerciales, de su peligrosa estética en riesgo de envejecimiento prematuro, a pesar de todo ello, Matrix todavía hoy en día conserva su frescura, por mucho que las gafas de Neo y el Nokia de Neo hayan pasado de moda.

Análisis realizado por J.F. Sebastian para Cinefilo.es
Reeditado por Jacobo Martínez

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 9.0/10 (3 votes cast)
The Matrix, 9.0 out of 10 based on 3 ratings

Noticias relacionadas:

  1. Heat, de Michael Mann

2 Comentarios en "The Matrix"

    Nombre*, Abril 8, 2010 | Permalink |
  • Si quieres puedes visitar mi blog en donde doy mi propia experiencia con respecto a como veo a MATRIX. Me parece que coincidimos en varios aspectos. Yo no tengo tantos conocimientos como veo que tienes tú, en especial en lo que a los aspectos históricos que presenta, pero sé qué los que hoy vivo de MATRIX la película es algo interior, experimental. Saludos.
    pd. Estoy buscando la imágen de la película en donde NEO ve la cosecha, para colgarla en mi WEB. Gracias, chau.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • luis, Julio 8, 2010 | Permalink |
  • neo o ase 6 tecnicas de artes marciales reales
    jujitsu
    savate
    kempo
    tae kwon do
    boxeo borracho y
    kung fu

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)

1 Trackback

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *