Trailer Iron Man 3

Ponyo en el acantilado, de Hayao Miyazaki

Daniel Oliver

Lun, 22 Noviembre 2010

Comentar (6)

4,040 visitas

Basada (sutilmente) en La Sirenita de Hans Christian Andersen, Hayao Miyazaki vuelve a sus orígenes con Ponyo en el acantilado, film que nos recuerda y bien merecidamente a Mi vecino Totoro en un precioso cuento especialmente dedicado a los más pequeños.

Sorprende bastante que la última película hasta la fecha de Hayao Miyazaki sea Ponyo en el acantilado, debido a que la evolución del director desde los años 80 había ganado en fondo y complejidad (especialmente en sus dos obras magnas El viaje de Chihiro y La princesa Mononoke), aunque ya habíamos podido observar un ligero retroceso en la ambición filosófica del director en El castillo ambulante.

Ponyo en el acantilado es, con casi toda seguridad, la película más descafeinada de todas las realizadas por Miyazaki hasta la fecha, si bien eso no es necesariamente un defecto: la película rebosa por todos los costados clasicismo, belleza, calidez y una sencilla pero inspiradora moraleja acerca de la importancia del amor y la armonía con la naturaleza, en este caso el inconmensurable reino marino. En ese sentido, el siempre presente mensaje de la comunión con lo natural, obsesión del director nipón, sigue muy presente; y toda una declaración de principios es el primer viaje de Ponyo al comienzo de la película, con un fondo marino lleno de basura humana: lo que no vemos las personas,.

El film de Miyazaki se aleja totalmente de cualquier infografía, con la que algo más que coqueteó en sus tres anteriores trabajos. No en vano la película posee el record de más fotogramas pintados a mano de la historia del cine en una producción animada, ya que todos y absolutamente cada uno de los aproximadamente 170.000 dibujos que componen su metraje son 100% artesanales. Eso otorga a Ponyo un aire de autenticidad, pero también de simpleza, francamente interesante.

Pese a que la historia de amistad-amor entre la pececita Ponyo y Sosuke está mucho más que vista (sin restarle importancia a su hermoso mensaje de fraternidad), siendo más importante si cabe el de respeto a las personas mayores (personificadas en las dulces ancianitas de la Residencia del Girasol), así como el ambiguo desarrollo del film en el cual se magnifica mucho esa extraña manía de Miyazaki por hacer ambiguos los acontecimientos que acontecen, amén de apresurarse en exceso a la hora de poner punto y final a la película, podría decirse la verdadera gracia de Ponyo en el acantilado reside en la combinación de cuento clásico, el poderoso mensaje de fraternidad entre el mundo marino y el humano y, sobre todo, la más que patente capacidad del director a la hora de rodar escenas memorables como, sin ir más lejos, la gloriosa escena en que Ponyo emerge de las profundidades del mar para poder volverse a reunir con su querido Sosuke, de épica y belleza desbordantes, y acompañada por la espectacular música de Joe Hisaishi que homenajea a La cabalgata de las Valquirias de Richard Wagner.

Una vez más, hay que destacar el enorme y descomunal trabajo de Joe Hisaishi en la banda sonora, absolutamente fabulosa de principio a fin, destacando la mencionada parte de la liberación de Ponyo, la hermosa canción inicial interpretada por Masako Hayashi… y la infantilísima pero peligrosamente adictiva canción final, ya todo un clásico entre los pequeños nipones… Ponyo, Ponyo, Ponyo, sakana no ko…

Podría decirse que Ponyo en el acantilado es, en resumidas cuentas, un particular regreso al pasado de Hayao Miyazaki, y una forma de recordar al público que él, ante todo, es un enamorado de los niños y del poder de la infancia que tan bien supo retratar en Mi vecino Totoro. No es, sin embargo, tan redonda como esta y ni siquiera como Nicky la aprendiz de bruja, pero sin duda y con la ya presente retrospectiva de los más de dos años que lleva estrenada, se puede decir claramente que estamos ante un nuevo clásico del director que, como todas sus anteriores obras y como el buen vino, mejora con los años. La pregunta es: ¿estamos ante el último trabajo de este maestro de maestros, que ya ronda los 70 años de edad?. Esperemos que no.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 8.4/10 (5 votes cast)
Ponyo en el acantilado, de Hayao Miyazaki, 8.4 out of 10 based on 5 ratings

Noticias relacionadas:

  1. Tráiler español de ‘Ponyo en el acantilado’
  2. Cartel español de ‘Ponyo en el acantilado’
  3. ‘Ponyo’, lo nuevo de Miyazaki, en abril en España
  4. Nicky la aprendiz de bruja, de Hayao Miyazaki
  5. Hayao Miyazaki prepara una secuela de Porco Rosso

6 Comentarios en "Ponyo en el acantilado, de Hayao Miyazaki"

    jacobohd, Noviembre 22, 2010 | Permalink |
  • A mi me cansó bastante. Es bonita, tiene escenas maravillosas, pero la veo excesivamente simple e infantil.

    Aún así, muy por encima del resto de producciones de animación, desde luego.

    VN:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • danoliverm, Noviembre 22, 2010 | Permalink |
  • Por eso le pongo un bien alto, jeje. Tengo la misma sensación que tú con ella :)

    VN:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • Alvaro_guty, Noviembre 23, 2010 | Permalink |
  • Vale que sea muy infantil, pero a mi me encanta, sobretodo la cancion de la pelicula

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • micaela ayelen juncos, Octubre 12, 2011 | Permalink |
  • yo le quiero mandar saludo ami abuela a mis tios a mis tias a mis bis abuela a mis bis abulo y por ultimo a mi mama mi papa y a mis hermanos que los quiero muchisimo con todo mi alma y mi corazon los amos una banda :)

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • micaela ayelen juncos, Octubre 12, 2011 | Permalink |
  • que lindo

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • micaela ayelen juncos, Octubre 12, 2011 | Permalink |
  • que linda primaverooooooonnnnnnnn !!!!!!!!!!!!!!!!!!!! <3 :) :d :S :O :P

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *