Trailer Iron Man 3

Pan negro, de Agustí Villaronga

Daniel Oliver

Dom, 16 Enero 2011

Comentar (0)

3,454 visitas

El director Agustí Villaronga, director de las interesantes Aro Tolbukhin: en la mente del asesino, 99.9 y El mar, nos presenta una trágica, sórdida, demoledora y brillante historia acerca de la pérdida absoluta de la inocencia de un niño en la Cataluña de la posguerra civil.

Pa negre, una de las grandes sorpresas del año y uno de los mejores ejemplos del buen cine catalán contemporáneo es, ante todo, revolucionaria gracias al brillante trabajo de reinvención de una base muy manida y tópica en nuestro cine: la guerra civil española. La película utiliza el contexto simplemente como base para comenzar a hilar poco a poco una tremebunda y brutal línea de acontecimientos teniendo en el centro de todos ellos el personaje del niño Andreu (un más que competente Francesc Colomer), quien va poco a poco descubriendo las crudas realidades que los adultos, hundidos en su sordidez, miserias, secretos y vilezas, le han venido ocultando, y que van destruyendo inexorablemente el alma del muchacho.

Tras una secuencia inicial impactante y brutal, Pan negro comienza a desplegar sus alas de pájaro y nos introduce en un relato que mezcla y ejecuta brillantemente drama, misterio, elementos sobrenaturales y el mundo interior de unos niños corrompidos por un contexto social y rural muy poco alentador, donde las clases lo definen todo (atención al trato de los pobres a la familia rica) y los ideales no son siempre lo que parecen ser. Además, la inclusión de sutiles y ambiguos elementos homoeróticos en el personaje de Andreu (siendo este punto además uno de los más interesantes de la película) ayudan a dar un trasfondo mucho más sólido y atractivo al ya de por sí magnífico argumento. De fotografía inquietante, diseño artístico delicioso, dirección impoluta y virtualmente perfecta, tiene además en su haber unas interpretaciones sobresalientes y sobrecogedoras que en más de una ocasión dejarán al espectador sin respiración. Lo mejor es, especialmente, la inteligente forma de desgranar el misterio a golpe de impacto tras impacto y con un desenlace que no deja nada indiferente.

En el lado interpretativo, y aunque el reparto en su totalidad está más que destacable en sus respectivos roles, destaca muy por encima de los demás el personaje de Nora Navas en el papel de la sufrida y abnegada madre de Andreu, una desgarradora y poderosa encarnación que ofrece al espectador los mejores y más duros momentos de la película. En la otra punta tendríamos a Eduard Fernández y a Sergi López, posiblemente los dos personajes más estereotipados del conjunto (el primero siendo un perezoso y tópico profesor facha, y el segundo en una versión descafeinada muy similar a su excelente trabajo en El laberinto del fauno), y entre medias  los trastornados personajes infantiles (destacando el turbador personaje de Marina Comas) y de unos familiares hastiados y cansados de sus propias vidas (excelente Laia Marull).

Basada en el libro del mismo título de Emili Teixidor (y también en Retrat d’un assassí d’ocells, título intermedio del film), Pan negro es, en definitiva, una película imprescindible y con un mérito por encima de lo normal al conseguir sobreponerse al arquetipo del contexto en el que se sitúa. Es una lástima que su paso por la taquilla en su estreno original no haya sido acompañado del éxito de público hacia un film llamado a convertirse en todo un clásico contemporáneo. Una película tan negra, dura, áspera y agria como el pan negro al que hace referencia su título, tanto como las innumerables excelencias que la componen.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 7.2/10 (14 votes cast)
Pan negro, de Agustí Villaronga, 7.2 out of 10 based on 14 ratings

Noticias relacionadas:

  1. Pa Negre (Pan Negro) se reestrenará en cines mañana

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *