Trailer Iron Man 3

Memoria de mis putas tristes, de Henning Carlsen

Alberto González

Lun, 23 Abril 2012

Comentar (0)

5,221 visitas

Una de las proyecciones más esperadas en el Festival de Málaga, era la adaptación a la gran pantalla de la última obra de Gabriel García Márquez. Al cargo, Henning Carlsen. Amor y senectud se dan la mano en una película demasiado difusa y farragosa.


Si hay un debate que parece seguir en liza, época tras época y libro tras libro, es el referente a las adaptaciones de novelas y obras literarias al cine. No es discusión fácil, ya que encontraremos tanto detractores y como defensores, que parecen no ponerse de acuerdo a la hora de reflejar una forma correcta o modelo único para traspasar las hojas de un libro a la gran pantalla sin perecer en el intento. La cosa se complica, si a su vez, le sumamos lo inviable y dificultoso de adaptar a un autor como Gabriel García Márquez. Y a los antecedentes, como El amor en los tiempos del cólera, nos referimos. Con un autor tan delicado, es fácil fracasar. Memoria de mis putas tristes, de Henning Carlsen, y protagonizada por Emilio Echevarría, Geraldine Chaplin y Ángela y Olivia Molina, adapta la última novela del autor colombiano, y desgraciadamente, vuelve a cometer ciertos errores, aunque no demasiados, que acaban pasándole factura como obra cinematográfica.

El punto de partida, es conocido por todos. Un anciano periodista, al que apodan “El Sabio” (Emilio Echevarría), quiere celebrar sus 90 años acostándose con una joven virgen. Este “Sabio”, de apasionada vida y atormentada existencia (siempre rodeado de prostitutas y de malas compañías), acude a la cita de una vieja madame (Geraldine Chaplin), que le encuentra la chica indicada. Una vez en el burdel, y dispuesto a consumar el acto, el anciano se ve incapaz de tocarla o despertarla, despojándose de un plumazo de cualquier atisbo de lujuria y deseo, y adentrándose, sin quererlo, en el almibarado sendero del amor. Así, la película irá narrando los encuentros y desencuentros de esta atípica pareja, mientras que descubrimos retazos y detalles de la alborotada y desgraciada vida de un anciano que a lo largo de su existencia, fue incapaz de enamorarse.

Emilio Echavarría lleva el peso de la narración de manera formidable cuajando una grandísima actuación a la hora de dar a luz a un aletargado anciano cuya vida da un severo vuelco hacia su ocaso. Memoria de mis putas tristes coquetea con la adaptación casi literal de la obra, pero opta por despojarse de ciertos convencionalismos habituales en este tipo de traspasos cinematográficos, sobre todo al eliminar gran parte de la excesiva carga de diálogos y conversaciones del libro. Esto, que podría hacer enfurecer a más de un purista, logra añadir algo de dinamismo a una película, que pese a sus aciertos, sigue siendo difusa, y que llegados a cierto punto, hastía. Como punto y final cabe destacar el esfuerzo puesto en su producción y gestación de lo que será, y según el propio Gabriel García Márquez, la última novela suya que pise pantalla alguna. Lástima que la despedida, siendo bastante generoso y siguiendo el hilo de la película, haya sido tan crepuscular.

Crítica escrita por Alberto González

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Memoria de mis putas tristes, de Henning Carlsen, 10.0 out of 10 based on 2 ratings

No existen noticias relacionadas.

2 Trackbacks

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Una de las proyecciones más esperadas en el Festival de Málaga, era la adaptación a la gran pantalla de la última obra de Gabriel García Márquez. Al cargo, Henning Carlsen. Amor y senectud se dan la mano en una película …

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • [...] El Festival tiene como homenajeado al escritor colombiano  y ganador del premio Nobel de literatura Gabriel García Márquez, por lo que en la inauguración se proyectó la película “Memorias de mis putas tristes” del director danés Henning Carlsen. [...]

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *