Trailer Iron Man 3

Los perdedores, de Sylvain White

Luis Jiménez

Vie, 15 Octubre 2010

Comentar (0)

2,655 visitas

Un interesante reparto para una cinta quizá mezcla de tópicos aunque con intento de renovar el género de los “thrillers” de acción. Los perdedores desgraciadamente se podría perder en nuestras estanterías. aunque no llega a marcar, al menos nos hace pasar un rato entretenido.

No es la primera vez que Warner Bros. saca títulos sin pasar por sala. Hace años esta práctica permite lanzar algunas producciones que ¿para no perder dinero? Directamente no se estrenan en cines. Aunque la gran mayoría se refieren a secuelas o terceras partes, últimamente la productora lo está haciendo con títulos con aparente calidad cinematográfica. Vaya par de polis (con Bruce Willis) o esta Los perdedores, son algunos ejemplos de una práctica que, posiblemente, limite mucho el mercado de una producción cinematográfica.

Los perdedores está basada en el cómic creado por Andy Diggle y publicado bajo el sello de DC Comics. Ha sido adaptado a la gran pantalla por Peter Berg (director de Hancock) y James Vanderbilt, guionista de Zodiac y de la próxima aventura de Spider-Man. Tras las cámaras, Sylvian White (Ritmo salvaje (Stomp the Yard)). A priori se trata pues de material con cierta calidad, de un guión sólido y además incluye un reparto con bastante empaque que abarca prácticamente todos los géneros. Tenemos actores que aportan drama a la historia (Jeffrey Dean Morgan, Watchmen), otros que aportan comedia (Chris Evans, el próximo Capitán América), e incluso hay “material” español de por medio, como es el caso de la presencia del actor Óscar Jaenada, que aunque su personaje prácticamente sólo dice una palabra repetidas veces, al menos aporta presencia a la historia.

La historia se centra en un grupo de soldados de las Fuerzas Especiales que durante una misión en Bolivia son traicionados y dados por muertos. Desde ese momento deberán vivir como renegados sin poder pisar suelo americano. Pero la aparición de una misteriosa mujer (Zoe Saldana) les meterá de lleno en una misión para vengarse del hombre que les tendió la trampa, el misterioso Max (con el rostro de Jason Patric). Desde su introducción en terreno “made in USA” hasta algunos intentos por terminar con su némesis, el grupo además deberá poner a prueba todo su talento y por supuesto su confianza. No es un buen momento para fiarse de alguien.

Los perdedores es una cinta entretenida, sin sobresaltos, con giros más o menos pensados y con poca capacidad de sorpresa. En ese sentido todo es llano y claro. La historia deambula bien, aunque bien parece en ocasiones un episodio de alguna serie de acción puntera. No obstante sin ánimo de plantar nuevos cánones, nos encontramos ante una propuesta fácil y divertida, que se palpa desde sus originales títulos de crédito.

El guión de Berg/Vanderbilt combina elementos clásicos de este tipo de películas, tales como escenas de persecuciones, disfraces, alguna que otra pelea… combina además numerosos clichés del género, lo que la convierte quizá en una más del montón. Títulos con temática similar como Ocean´s Eleven: Hagan juego ofrecen al menos un curioso reparto, pero la sistemática narrativa es bastante parecida.

Uno de los puntos fuertes de esta película recae sin duda en la mezcla de “humores” de su reparto. Jeffrey Dean Morgan en uno de sus papeles protagonistas más escasos, lidera con poca pasión este grupo de mercenarios traicionados. Chris Evans y Columbus Short (que ya trabajó con White en su anterior película) ponen el punto cómico al grupo. Jason Patric (En el valle de Elah) está bastante correcto como villano, a pesar de lo histriónico de su personaje que en ocasiones hasta despierta una sonrisa en el espectador por su carácter casi paródico. Éste dato quizá le reste cierta seriedad a la cinta, pero precisamente y gracias a los puntos cómicos, ni siquiera se toma en serio ella misma.

Los perdedores realmente no engaña a nadie y tampoco sabemos a ciencia cierta el porqué de su estreno directamente en el mercado doméstico, quizá su humor no encaje demasiado con la demanda, más acostumbrada a “macarradas” y chistes fáciles que a este tipo de productos. Aún así, se merece al menos una oportunidad. La honestidad con la que White planifica su jugada sí que nos permite por lo menos poder verla para opinar con cierto criterio.

Valoración5 sobre 10
Crítica escrita por Luis Jiménez

 

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Noticias relacionadas:

  1. Taquilla USA: Cómo triunfar con tu dragón

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *