Trailer Iron Man 3

Los hombres que no amaban a las mujeres, de David Fincher

Daniel Oliver

Sab, 14 Enero 2012

Comentar (1)

3,133 visitas

El aclamado David Fincher presenta finalmente su esperada versión de la aclamada trilogía de libros Millennium, de Stieg Larsson, habiendo pasado apenas un suspiro desde el éxito de su versión patria en todo el mundo. ¿Está esta entrega a la altura de las expectativas?. Nos tememos que, afortunadamente, lo está.

Es muy difícil escribir un comentario de una película sobre la que, principalmente, pesa la sombra de una versión anterior que, merecida o no, ha inaculado su propio carisma en cientos de miles de espectadores. Por tanto, a partir del siguiente párrafo en adelante, este artículo no hará mención alguna a la saga original sueca (serie de televisión de presupuesto medio que fue reconvertida en películas tijera mediante, con todo lo que eso conlleva) ni a lo que sin duda fue su mayor logro: el jugoso papel de Noomi Rapace como Lisbeth Salander, rol que le ha dado una merecida fama internacional.

Dicho esto, Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres desde el punto de vista de David Fincher, un director que puede considerarse de culto gracias a films como Seven, El club de la lucha y, más recientemente, La red social (solo por citar algunos), es un auténtico ejercicio de buen cine en todos los aspectos y muy especialmente en su cinematografía y el excelente montaje de la cinta, cuyas casi dos horas y media de metraje se pasan en un suspiro.

Tras unos títulos de crédito iniciales explosivos, absolutamente espectaculares y llenos de fuerza, la película se nos presenta como un atípico thriller de misterio que gira en torno a la investigación de la muerte de una joven de buena familia cuarenta años atrás, mientras que de forma paralela se nos da a conocer a los dos personajes principales de esta historia: Mikael Blomkvist (Daniel Craig), periodista íntegro venido a menos por culpa del ataque mediático de un poderoso enemigo, y la antisocial, enigmática y prodigiosamente inteligente Lisbeth Salander (Rooney Mara). Durante un buen tramo de la película, que se toma su tiempo en explicar la compleja trama, vemos a estos personajes separados y con un pequeño vínculo en común, pero es al cruzarse sus caminos cuando Los hombres que no amaban a las mujeres realmente alcanza sus cotas de mayor interés y emoción.

Pese al atrevimiento con el que Fincher ha abordado un más que anticlimático final (dolencia que ya sufría el libro) y ciertas licencias que se ha permitido modificar de la historia original, alguna de ellas realmente marcando una diferencia y especialmente lo relativo al desenlace, el ritmo narrativo casi perfecto y la lección a nivel de fotografía del que la cinta hace gala hacen que olvidemos rápidamente cualquier cambio acometido por los guionistas, quienes ya de por sí contaban con muy buena base. El guión es conciso, va al grano y deja de lado cualquier irrelevancia en la gran pantalla, como debe ser en las adaptaciones de calidad.

La verdadera estrella de la cinta es sin duda Rooney Mara, que hace de la atormentada Salander totalmente suya, dándole el preciso matiz entre dureza y dulzura que le hace falta, aunque en general el reparto al completo es más que competente incluyendo a la superestrella de la función, Daniel Craig. En todo caso, quizá decepciona un algo forzado Stellan Skarsgård, aunque irónicamente él protagoniza una de las escenas más interesantes del conjunto y cita algunas de las frases más memorables.

Hay que hacer una mención especial también a la magnífica música de Trent Reznor y Atticus Ross, de Nine Inch Nails, que ya también colaboraron con Fincher en La red social. Y volviendo a Fincher, el único pero que se le puede poner realmente en este notable trabajo es una evidente impersonalidad y cierto tufo a película de encargo, si bien su impronta está presente. Si fuera un director cualquiera seguramente no se le sometería a semejante juicio, pero no debemos olvidar que Fincher es casi cine de autor puro y duro si obviamos su atípico Benjamin Button, de 2008.

Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres es, en definitiva, un excelente thriller magníficamente dirigido y bien interpretado con muchas papeletas para ser una de las mejores películas del año. Es una pena que su endeble fracaso de audiencia en su país natal ensombrezca la posibilidad de que lleguen a ver la luz sus nada desdeñables secuelas que, esta vez sí, están centradas casi exclusivamente en su adictiva protagonista femenina. Muy, pero que muy recomendable.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 8.3/10 (10 votes cast)
Los hombres que no amaban a las mujeres, de David Fincher, 8.3 out of 10 based on 10 ratings

Noticias relacionadas:

  1. Póster final de Los Hombres que no Amaban a las Mujeres
  2. Nuevas imágenes del Millennium de David Fincher
  3. Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres‎
  4. Tráiler final en castellano del Millennium de David Fincher
  5. La red social, una crónica de David Fincher

1 Comentario en "Los hombres que no amaban a las mujeres, de David Fincher"

    mbre, Enero 16, 2012 | Permalink |
  • Interesante y emocionante. Muy buena interpretación femenina.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: +1 (from 1 vote)

1 Trackback

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El aclamado David Fincher presenta finalmente su esperada versión de la aclamada trilogía de libros Millennium, de Stieg Larsson, habiendo pasado apenas un suspiro desde el éxito de su versión patria en todo el mundo. ¿E…..

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *