Trailer Iron Man 3

La vida de Pi, de Ang Lee

Daniel Oliver

Lun, 10 Diciembre 2012

Comentar (1)

3,279 visitas

El oscarizado Ang Lee nos ofrece en su última película, La vida de Pi, una preciosista adaptación de la novela homónima del canadiense Yann Martel; Una historia con tintes fantásticos y una fuerte reflexión sobre la espiritualidad y el sentido de las religiones. ¿olor a Oscar?.

El director de obras maestras como Sentido y Sensibilidad, La tormenta de hielo, Tigre y Dragón o Brokeback mountain traslada a la gran pantalla la historia de un joven hindú y su extrema convivencia en medio del mar con un tigre de bengala tras sufrir un trágico naufragio en el pacífico mientras se trasladaba con su familia y los animales de su zoológico a Canadá en busca de una nueva vida.

Dirigida con un pulso excelente y narrativa efectiva, La vida de Pi llama la atención desde su mismísimo comienzo por el preciosista trabajo de recreación de todos los cónclaves del film en forma de milagros de la naturaleza, aunque en más de una ocasión (a veces de forma deliberada) toda esta colección de postales redunde en un evidente artificialismo. Algo que, al final, no moleste ni lo más mínimo al espectador, que se quedará inevitablemente maravillado e hipnotizado ante el despliegue de medios visuales, tanto en la parte que transcurre en tierra como en el mar.

Con un acto de introducción virtualmente perfecto (todo el tira y afloja entre el escritor y el Pi adulto) en los primeros años de vida del muchacho, el verdadero reto del film y su verdadera puesta a prueba consiste en llevar una película que durante más de una hora transcurre únicamente en un bote perdido en el océano con la única compañía de Pi y el tigre Richard Parker (cuya metafórica relación es de lo mejor del film). Es imposible no pensar en el Naufrago de Robert Zemeckis, aunque por suerte Lee es bastante habilidoso para salir muy bien parado de semejante reto. Realmente, resulta sorprendente el cómo el acto intermedio puede ser tan sumamente lúdico pese a lo limitado de su planteamiento.

Nada que objetar tampoco a las interpretaciones, aunque ninguna de ellas destaque especialmente salvo la del susodicho Pi en su versión adolescente (Suraj Sharma). De hecho, sorprende ver a Gerard Depardieu en un papel tan corto y supuestamente insulso, aunque ahí es donde entra en escena el apartado más polémico del film; Y es que La vida de Pi tiene un desenlace tan apresurado, intenso, plagado de información y posibles interpretaciones, que a primera vista resulta bastante confuso pero que a posteriormente se revela como uno de sus elementos más poderosos.

La vida de Pi puede sin duda interpretarse como un inteligente ejercicio de comunión entre religiones (ese Pi niño fascinado por el cristianismo), paz espiritual, tolerancia y respeto sobre las inquietudes de su personaje principal o su contrapunto en un claro mensaje sobre la negatividad y el oscurantismo del mundo religioso y que se manifiesta físicamente en los roles de los padres de Pi, pero eso no impide al personaje que su fe sea en última instancia lo que le permite sobrevivir en todos los sentidos (atención a la narración en un único plano de la historia del naufragio a los japoneses).

Sea como fuere, con o sin polémica, el film de Ang Lee es una auténtica maravilla cinematográfica en todos sus aspectos, de visionado más que recomendable (sí, afortunadamente, también en 3D), y una interesante propuesta para los próximos Oscar.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 8.0/10 (8 votes cast)
La vida de Pi, de Ang Lee, 8.0 out of 10 based on 8 ratings

Noticias relacionadas:

  1. La Vida de Pi: Nuevo tráiler en castellano
  2. Primer tráiler en castellano de La vida de Pi, de Ang Lee
  3. Como la vida misma, de Greg Berlanti
  4. Más allá de la vida, de Clint Eastwood
  5. El árbol de la vida, de Terrence Malick

1 Comentario en "La vida de Pi, de Ang Lee"

    Luis Miguel, Diciembre 11, 2012 | Permalink |
  • Muy buena crítica. Con ganas de ir a verla después de leerla ;) .

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *