Trailer Iron Man 3

La red social, la película de David Fincher

Daniel Oliver

Sab, 9 Octubre 2010

Comentar (6)

16,616 visitas

David Fincher firma una sobria, inspirada, certera y casi diabólica historia acerca de la ambición personal y la ética empresarial basándose en uno de los fenómenos más importantes de la última década: la red social Facebook.

Cuando un director tan personal como David Fincher, que ha dirigido películas de culto tan importantes como Zodiac, El club de la lucha, Seven, Alien 3 o, recientemente, El curioso caso de Benjamin Button hace una película sobre los origenes de Facebook, lo mínimo que se te puede pasar por la cabeza es que o bien se ha vuelto loco o bien que este hombre ve algo que nosotros no hemos sido capaces de ver. Y, efectivamente, así ha sido: La red social no nos habla tanto sobre Facebook ni de su personaje principal, Mark Zuckerberg (interpretado correctamente por Jesse Eisenberg) como de el cómo podemos sobrepasar todos los límites de la ética personal y profesional con tal de cumplir nuestras ambiciones personales y/o superar nuestros propios traumas.

Zuckerberg, epicentro de todo, nos aparece retratado desde el primer minuto de la película como una persona totalmente inadaptada y sola que, sin embargo, posee una desbordante inteligencia y genialidad creativa, que se cree y vive el mundo en el que vive y que tiene muy claro que desea utilizar este poder con tal de superar su evidente incapacidad de empatía con personas que no tengan su misma perspectiva de la vida. De ahí que el personaje de Justin Timberlake, que interpreta al antaño creador de Napster Sean Parker, sea el perfecto compañero para él en detrimento de su único amigo, Eduardo Saverin, al que da vida Andrew Garfield (el próximo Spiderman).

Basada en el libro The accidental billionaires de Ben Mezrich, con una dirección sumamente brillante, una narración de pulso firme e increíblemente sobria realizando constantes saltos en el tiempo para enseñarnos toda la magnitud de las maniobras y tejemanejes del creador de Facebook, y de guión absolutamente inspirado, coherente y con aspiraciones filosóficas (al contrario de lo que pueda parecer, hay momentos en los que el espectador empatiza muchísimo con Zuckerberg en cuanto a su forma de ver las cosas, como las escenas que transcurren con los abogados), todos los personajes de esta película están perfectamente colocados como una receta de muchas especias y con una precisión de cirujano para aportar exactamente los matices necesarios a una historia muy, muy bien hilada. Ejemplos muy claros son el personaje de la ex-novia del comienzo del film (al que da vida Rooney Mara, la próxima Lisbeth Salander en la versión norteamericana de Millennium), o la abogada del final, que con solo dos escenas y apenas un par de frases aportan ese ingrediente extra que completan el perfil de Zuckerberg de manera más que reveladora. Mención aparte tiene la cruel sátira hacia los personajes de los gemelos Winklevoss, perfecto retrato de snobs consentidos que, sin embargo, no dejan de tener razón respecto al robo de su idea. Magistral es también, por cierto, la escena y plano final del film, el cual no revelaremos aquí.

Las interpretaciones en esta película son lo de menos: ninguno de los actores destaca especialmente (Eisenberg se pasa poniendo cara de compungido todo el film, sin ir más lejos), sino que es la propia película en sí la que brilla intensamente. Al complejo lenguaje técnico que se usa en muchos momentos (si no se es informático, como es el caso de quien escribe esta crítica, además de geek, es muy difícil comprender muchos de sus detalles) hay que agregar el importante componente filosófico que empuja las acciones de todos los personajes. Podría decirse, sin exageración alguna, que esta es una fábula con rezumos de tragedia griega adaptada a los tiempos de Internet. Las apariciones de Bill Gates o incluso el príncipe Alberto de Mónaco en la película no sabemos si son un acto diabólico por parte de Fincher, pero desde luego incluso ellos aportan un importante pequeño componente de grandeza al conjunto.

Nos viene a la cabeza, inevitablemente, la TV Movie Piratas de Silicon Valley del año 1999 y que protagonizaba Noah Wyle (de la serie Urgencias), que contaba otro evento similar: las luchas de dos amigos (Steve Jobs y Bill Gates, otros dos genios contemporaneos que han cambiado el mundo) y las traiciones y luchas entre ellos para acabar creando los imperios de Microsoft y Apple. Pero La red social es, a diferencia de este (brillante) producto de serie B, una auténtica delicia de primera categoría que destaca absolutamente en todos sus apartados, incluyendo una inquietante y a veces alienígena fotografía de Jeff Cronenweth (atención a la escena de la regata), el ya citado y excepcional guión de Aaron Sorkin, y una impresionante banda sonora de Trent Reznor (del grupo Nine Inch Nails) y Atticus Ross.

Por ponerle una sola pega, podemos decir que las interpretaciones de los personajes a veces rozan el absurdo (especialmente Andrew Garfield) y que es fácil perderse entre tanta verborrea legal y técnica, pero eso no empaña una realidad bien grande: que estamos ante una de las películas del año hasta la fecha y un clásico instantáneo a sumar a la larga lista de filmes de culto de un director que, sin duda, demuestra que lucha por superarse más y más conforme pasan los años. Absolutamente imprescindible. Eso sí, recomendamos encarecidamente su visionado en V.O., ya que el doblaje al castellano de la película es malo con avaricia.

Por cierto, no os perdáis la interesante perspectiva de nuestro compañero Jacobo en este especial sobre la película.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 6.3/10 (19 votes cast)
La red social, la película de David Fincher, 6.3 out of 10 based on 19 ratings

Noticias relacionadas:

  1. La red social, una crónica de David Fincher
  2. Primer tráiler con metraje de La Red Social, de David Fincher
  3. David Fincher podría dirigir una película sobre… Facebook
  4. Astro Boy, de David Bowers
  5. Fincher readaptará La reencarnación de Peter Proud

6 Comentarios en "La red social, la película de David Fincher"

    jacobohd, Octubre 9, 2010 | Permalink |
  • Genial análisis, y de acuerdo en todo !

    VN:F [1.9.10_1130]
    Rating: -1 (from 1 vote)
  • Victoria, Octubre 13, 2010 | Permalink |
  • Que ganas tengo de ir a verla este viernes¡¡ Todas las críticas que he leído la ponen por las nubes, así que será verdad lo de que es una de las películas del año.

    Incluso en Tuenti están haciendo un evento como homenaje a La Red Social, los de Espacio Sony (Tuenti) hacen organizan una quedada en Madrid, el jueves, y dan regalos e invitaciones para la película.

    Yo me voy a pasar a ver si me llevo algo ji ji ji

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 2 votes)
  • Clint, Octubre 14, 2010 | Permalink |
  • Con esa crítica tan espectacular en sus palabras pero vacía en su contenido, me parece que el escrito se ha dejado seducir por la novedad de retratar en el celuloide una modernidad que ha engatusado a mucha gente, poniendo por las nubes a una cinta simplona que se la está pegando en la taquilla americana, el único lugar donde interesa este film. ¿Narrarán cómo robó la idea de la web creada por sus compañeros de Harvard?
    Ya puestos podemos iniciar sagas cibernéticas con Apple, la Playstation y demás intereses del mundo geek, igual hasta sale una cinta que se deje ver durante 90 minutos y más interesante que el mundo del Facebook, twitter y similares.
    Sobre negocios y hombres visionarios, me quedo con “Tucker, el hombre y su sueño” de Coppola

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 4 votes)
  • Rafa Delgado, Octubre 14, 2010 | Permalink |
  • Clint,

    La Red Social (película que me da la impresión de que no ha visto y, aún así, se atreve a juzgar y a dar lecciones sobre ello) ha recaudado en Estados Unidos más de 49 millones de dólares. El próximo fin de semana superará su presupuesto. Está realmente lejos de habérsela “pegado” en la taquilla norteamericana.

    Hablemos con conocimiento de causa, por favor.

    PD: Ya existe una película sobre Apple, y muy interesante por cierto.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: +2 (from 2 votes)
  • danoliverm, Octubre 14, 2010 | Permalink |
  • Suscribo lo que dice Rafa: ¿como puedes hacer una crítica tan concisa y tachar a la película de “cinta simplona” sin siquiera haberla visto?. Podrías tener de acuerdo (aunque discrepo) en que es una crítica vacía, para lo cual no necesitas haber visto la película, pero lo que dices a continuación descalifica totalmente tu comentario.

    Por cierto, estoy de acuerdo en que Tucker es una gran película… pero no te ancles en ella, porque esa y esta no tienen mucho en común.

    VN:F [1.9.10_1130]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  • Arte en psicoanalisis, Agosto 15, 2011 | Permalink |
  • “La red social” o “El primer Escrache virtual”.
    por gustavo Cappelli
    “The Social Network” nos cuenta la historia de los jóvenes fundadores de la famosa red social llamada Facebook, en especial habla de su creador más reconocido, Mark Zuckerberg.
    De la idea al hecho hay un largo trecho
    La trama de este film nos habla de un mundo de ideas creativas, de cómo se fue gestando paso a paso ese invento, desde el intercambio con otros que comparten el mismo interés, hasta lo que le dio el envión que le faltaba para su culminación. Además nos recuerda que no es importante gestar una buena idea sino que también es fundamental ponerla en práctica, demostrarlo en los hechos y para eso hace falta un sujeto decidido. Y gran parte de la película muestra como los compañeros de Harvard que afirmaron que Zuckerberg les robó la idea, más tarde le demandaron su titularidad.
    Mark es un brillante alumno de Harvard que se puede describir como un muchacho poco interesado en cuestiones de imagen, podía andar con ojotas por toda la universidad, sus modales carecían de suavidad, solo hablaba de sistemas y del descubrimiento que tenía en mente pasando largas horas en la computadora, por momentos se puede decir que carecía de un poco de simpatía social, y que esto de alguna manera le costó la separación con su novia.
    La película por momentos puede resultar un tanto aburrida pero lo que voy a resaltar es un detalle que al inventor de Facebook le permite en una noche concretar la mayor parte de su obra en el revolucionario programa que dio comienzo a lo que hoy es Facebook.
    Y en verdad no es ningún detalle, se trata del empuje que le quedó a este joven en su cuerpo desde el momento en que su novia lo abandonó, si bien estaba trabajando en su invento esa noche sale con paso apresurado y decidido a sentarse en su computadora, para hacer lo que se da hoy en llamar un “Escrache”.
    Escrache
    Uso este término tomándolo del significado del genovés “scraccé”, como sinónimo de fotografía, vinculado con los retratos del rostro y como nos ilustra la hoy valorizada Wikipedia que nos cuenta que ,esta segunda acepción pasó a significar cara y, especialmente, cara fea y que de allí derivó el verbo Escrachar con el significado de retratar y, más recientemente, el de romper la cara.
    Este joven universitario hace sus toques de magia con los programas en red y comparte con una cantidad importante de alumnos las fotos de algunas muchachas y le da una valoración que no voy a entrar en detalle para crear algo de suspenso, porque el film carece de este.
    De lo real a lo virtual o viceversa
    Lo que me interesa resaltar de esta película es que este ciber-muchacho parte de una relación con una novia de carne y hueso a buscar vincularse con un mundo virtual. Al revés del uso que le dan algunos usuarios de facebook que parten de lo virtual para ir al encuentro con los sujeto de pura presencia física.

    Quizás sea pertinente destacar que la leyenda de Mark Zuckerberg reza: “No se hacen 500 millones de amigos sin hacer unos cuantos enemigos.” Y esto nos recuerda lo que dice Roland Barthes que se puede escribir por tener a la venganza como motor.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: +1 (from 1 vote)

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *