Trailer Iron Man 3

La piel que habito, de Pedro Almodóvar

Alberto González

Jue, 8 Septiembre 2011

Comentar (1)

4,352 visitas

Os ofrecemos una segunda crítica sobre la atípica película de Pedro Almodóvar, La piel que habito. ¿Será un nuevo punto de inflexión en la filmografía del autor español? Descúbrelo a golpe de bisturí…

Si tuviéramos que elegir un director español capaz de polarizar a todo un país alrededor de su obra y su persona, ese sería Pedro Almodóvar. Creador y autor capaz de regenerarse y reinventarse a sí mismo tantas veces como haga falta, pocas veces deja indiferente a nadie. Su filmografía es tan extensa como variopinta, llena de las más diversas apreciaciones a una realidad propia de nuestro país, que bajo su batuta y visión, parece mutar hacia una especie de paraíso recreado a imagen y semejanza de su personalidad.

Hasta hace bien poco, Almodóvar seguía anclado en esa larga sombra que le perseguía desde sus inicios cinematográficos. Sus películas, en mayor o menor medida, parecían verdaderas repeticiones exacerbadas y exageradas de sus logros y sus clichés (marca de la casa, no obstante y parte referencial de su naturaleza como director), lo que hacía que gran parte del público objetivo de sus cintas, acabase hastiado. Almodóvar no era un director objeto de medias tintas. Al menos, hasta el momento, ya que su presente película parece indicar la aparición de ciertos cambios en su hasta ahora norma o canon cinematográfico que, seguro, no serán del agrado de todos. Y es que La piel que habito es un punto de inflexión absoluto dentro de su carrera cinematográfica, un punto y a parte que enarbola e indica un nuevo rumbo en su carrera como cineasta, y que a tenor de lo visto, parece prometer todo un affair novedoso aunque comprometido con las raíces y tics del manchego.

La piel que habito, es una película tan compleja, como lo es su propio autor. Aunque el punto de partida, y cierta parte de la trama son herencia de la novela del francés Thierry Jonquet (historia oscura y profunda como ella sola), la película de Almodóvar es más bien una interpretación libre de los temas tocados y mostrados en aquella, convirtiéndose más bien, en una particular revisión del mito de Frankenstein, aderezada de los pulsos visuales y argumentales intrínsecos a la personalidad del director. A lo largo de la cinta Almodóvar tocará (casi sin ton ni son, y de una manera descontrolada) los más variados palos y géneros del séptimo arte, mezclando su obra con tintes de terror, drama, suspense o comedia (siendo esta última, muchas veces absolutamente intencionada), sin caer en el ridículo propio de estos batiburrillos cinematográficos, pero eso sí, confundiendo en demasía al espectador menos avezado, que se encontrará en medio de una abominación artística tan bella como de difícil digestión. En este punto, y casi como si de un personaje más se tratase, hay que reflejar el cuidado por la atmósfera que rodea toda la película. Casi como si de un homenaje al cine de Luís Buñuel se tratase, Toledo (lugar donde se desarrolla la tortuosa historia), se convierte en casi un personaje más, opresivo y oscuro, que parece reflejar tanto la artificialidad (impagable el diseño chic y vintage de la casa de ese cirujano interpretado por Antonio Banderas y las constantes referencias a la obra de Louise Bourgeois como oda a la belleza manufacturada pero imperfecta) así como a la propia naturaleza del hombre en su estado más natural y rural, y por ende, maléfico.

Almodóvar, pese a intentar componer un perturbador y artificial monstruo cinematográfico, fracasa. Quizás no estrepitosamente, pero sí en términos generales. Su labor como director parece difusa, confusa y demasiado ligada a su pasado. Está claro que La piel que habito es una película personal, casi onanista, de cara a su autor. No hay ningún género de duda respecto a ello. Y aquí, podemos volver al eterno debate sobre el cine de autor, y la personalidad impresa en este tipo de producciones. Pero hay debates y discusiones que trascienden dicha premisa, y es el resultado final que puede ofrecernos una vez se proyecta en una pantalla de cine. Y aquí, la película de Pedro Almodóvar, es tan fácil de querer y admirar, como de odiar y maldecir.

La piel que habito no es una mala película, ni mucho menos. La balanza se inclina favorablemente si nos ponemos a valorar los logros mostrados durante el metraje, pero es difícil sacarlo en claro cuando la misma autoría del film pone tantas trabas al espectador. La piel que habito es un extravagante experimento que no ha terminado de salir bien, algo bastante paradójico teniendo en cuenta el argumento y la premisa de la cinta. Almodóvar está cómodo recreando situaciones comunes y mundos personales tangibles, cosa que en momentos muy puntuales consigue gracias a una atmósfera opresiva y a una enorme Elena Anaya, que con el personaje de Vera demuestra los claroscuros de un viaje interior hacia la propia naturaleza de su alma. En cierta manera, y casi como conclusión definitiva, podríamos definir esta película como el principio de la metamorfosis absoluta de Pedro Almodóvar, que deja su antigua piel, para mutar en algo diferente. Si es mejor o peor, ya lo decidirá (y a buen seguro que con precisión cirujana), la propia audiencia.

Puntuación: 6 sobre 10
Crítica escrita por Alberto González

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 7.8/10 (11 votes cast)
La piel que habito, de Pedro Almodóvar, 7.8 out of 10 based on 11 ratings

Noticias relacionadas:

  1. La piel que habito, de Pedro Almodóvar: Tráiler final
  2. Comienza el rodaje de La piel que habito, de Pedro Almodóvar
  3. La piel que habito, de Pedro Almodóvar
  4. Tráiler de adelanto de La piel que habito, de Almodóvar
  5. La piel que habito estrena teaser poster

1 Comentario en "La piel que habito, de Pedro Almodóvar"

    Víctormalfocea, Septiembre 8, 2011 | Permalink |
  • Muy buena crítica, pero tu sabes que yo le daría más nota. =p
    Aún así me ha gustado leerla y me parece bastante razonable, no como otras que he leído por ahí. En una he llegado a leer que era estúpido que se situase en Toledo, argumentando que allí no pasa nada interesante practicamente desde la inquisición y que dudaba de que hubiera un eminente cirujano en Toledo (como dando a entender que no llegan a ninguna parte con sus vidas allí). Lo dicho, la crítica más tonta que he leído de la peli (junto con la de Boyero) Je je.
    Da gusto leer una como esta.
    Un saludo.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: +3 (from 3 votes)

1 Trackback

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Os ofrecemos una segunda crítica sobre la atípica película de Pedro Almodóvar, La piel que habito. ¿Será un nuevo punto de inflexión en la filmografía del autor español? Descúbrelo a golpe de bisturí… Si tuviéramos que elegir…..

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *