Trailer Iron Man 3

Kill Bill: Oda al cine, ¿obra cumbre de Tarantino?

Rafa Delgado

Mie, 3 Diciembre 2008

Comentar (3)

6,118 visitas

Kill Bill es el perfecto ejemplo del admirable e increíble talento de Quentin Tarantino. No me atrevería a decir con certeza si es su obra cumbre o no, pero resulta ser una clara muestra de la capacidad de este señor, no ya sólo dirigiendo (ojo a esos encuadres de libro de texto, y a esos planos secuencia del primer volumen) y escribiendo, sino a la hora de la puesta en escena, la cual Kill Bill resulta tener la mejor y más brillante de toda la filmografía del norteamericano (seguida de MUY de cerca por las demás, claro), dando como resultado dos películas con un ritmo fresco, ligero (gracias a la división en capítulos y algunos saltos temporales desordenados) y hasta desmesuradamente frenético, repleta del extravagante humor negro y de la violencia gráficamente explícita, exagerada y en ocasiones desagradable, marca de la casa tarantiniana.

Esta aventura, travesura de Quentin Tarantino y de la propia Uma Thurman convertida en una oda al cine, resulta ser un delicioso cóctel casero de los riquísimos estilos y géneros cinematográficos preferidos de Tarantino, que por fortuna no comete el error de traspasar la finísima línea entre el homenaje/guiño y el más descarado plagio, al adaptar eficazmente y sin complejos su -parte de la- apasionante y épica historia a unos estilos audiovisuales no propios, de filmes de Sergio Leone, Akira Kurosawa, Bruce Lee y, por descontado, del mejor cine de acción y artes marciales realizado en Hong Kong, por no hablar de la más exquisita y realista animación japonesa.

Otra de las innumerables virtudes de Kill Bill y de Quentin Tarantino es que, salvo en el caso de O-Ren Ishii (por resultar de una excelencia tan simplona y contundente a la vez), no necesita de grandilocuencias para describir a los personajes. Sólo necesita de un aspecto visual propio que sirva como único movimiento en el tablero de ajedrez para describir la personalidad del personaje que se esté tratando, aunque corre el riesgo de que sus personajes acaben siendo víctimas inconscientes de una vacuidad considerable.

El único inconveniente, si se puede considerar como tal, es que Kill Bill es la obra “menos Tarantino” que nos ha brindado este hombre. No hay diálogos de aquellos que te hacen preguntarte qué carajo se fuma el tito Quentin, y desearlo, como los míticos “¿Sabes de qué va Like a virgin?” de Reservoir Dogs, o prácticamente toda Pulp Fiction. Diálogos enrevesados sobre cosas comunes, sobre los aspectos más cotidianos de los personajes que pueblan el universo creado para la película, y que tienen como resultado la empatía y encariñamiento del espectador, aún y cuando el personaje que esté hablando sea un hombre tan despiadado como para volarle los sesos a una embarazada.

Afortunadamente, este aspecto se ve solventado, en parte, durante el segundo volumen, gracias a la entrada directa en escena de Bill, el personaje que interpreta eficazmente David Carradine, y al fabuloso monólogo sobre las dobles personalidades, tesis sobre Clark Kent y Superman incluida, que se permite el lujo de recitar mientras el público espera, ansioso, un emocionante e intenso enfrentamiento final que nunca llegará.

En definitiva, un divertimento redondo de principio a fin, deliciosamente bien escrito e interpretado (enorme Uma Thurman; atentos a la secuencia de cuando su personaje despierta del coma), que se merece la nota máxima sí o sí. No recomendada para los delicados de estómago y gafapastería conservadora cinéfila. Esto último, con todo el cariño del mundo, que conste.

Crítica escrita por Rafa Delgado
VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Kill Bill: Oda al cine, ¿obra cumbre de Tarantino?, 10.0 out of 10 based on 2 ratings

No existen noticias relacionadas.

3 Comentarios en "Kill Bill: Oda al cine, ¿obra cumbre de Tarantino?"

    Orenji, Diciembre 4, 2008 | Permalink |
  • Ay, Rafalet, no hace falta que vuelva a decir que ambos volúmenes ocupan el primer y segundo puestos de mis películas favoritas, ¿no?

    Podría verlas una y otra vez durante días y creo que nunca dejaría de disfrutar como las primeras veces que las vi… Un 10/10 para el tito Quentin.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 2 votes)
  • Ribus, Enero 28, 2009 | Permalink |
  • DE OBRA CUMBRE NADA…

    Más bien: el principio de una lamentable, imprevista y sobre todo: dolorosa decadencia.

    Saludos, Ribus;)

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: -3 (from 3 votes)
  • cinefilo, Enero 28, 2009 | Permalink |
  • Pues bajo mi punto de vista, Tarantino no hace más que ir para arriba… Es una lástima lo incomprendida que está Death Proof.

    Ansioso estoy por ver Malditos bastardos.

    VN:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 2 votes)

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *