Trailer Iron Man 3

Gran Torino, de Clint Eastwood

Jacobo Martínez

Vie, 27 Marzo 2009

Comentar (7)

14,972 visitas

Disfrutar de un peliculón como Gran Torino a los pocos meses de haber visto en pantalla grande El intercambio supone algo así como celebrar una espléndida fiesta dos veces seguidas. Puede quedarnos la duda de cuál de las dos resultó mejor y compararlas, por esa tendencia casi invencible a escoger que tan a menudo padecemos, pero pronto cae uno en la cuenta de que se trata de dos obras maestras sin paliativos y sin comparación posible.

Es al trabajo de Clint Eastwood, a su gran productividad, que debemos la suerte de poder asistir a dos de sus estrenos en un año en la seguridad de que no saldremos de la sala defraudados por la realización. Sus películas resultan obras perfectas y esta es la suerte del aficionado: contar con un gran maestro del cine americano vivo.

Quienes se fijan en un aspecto tan accesorio de Gran Torino como el de ver a Eastwood interpretándose a sí mismo a sus 78 años, con ese aspecto de jubilado viudo tan real que tiene en la película, creo que se quedan en la pura epidermis, en aquello que parece más obvio: Clint Eastwood es mayor. Les choca que empuñe un fusil en el film y asocian el hecho al tópico de Harry el sucio, el duro, el ejecutor, cuando únicamente está concediéndose a sí mismo el derecho que todos los grandes maestros tienen al humor, a reírse de todo y de todos, a contarnos las mejores historias con la ironía del sabio, haciéndoles caer en la trampa: no estamos ante un Harry envejecido, todavía de gatillo fácil, sino ante Walt Kowalski, un americano que defiende su casa y lo suyo, su modo de vivir, con los recursos de los que dispone y que su sociedad le ha dado.

Clint Eastwood en Gran Torino

Gran Torino es desde luego un film lleno de humor explícito. Hace reír al espectador (a la sala entera) con las chanzas y gruñidos de Kowalski, mientras le infiltra conocimiento sobre lo que está viendo, poniendo así las bases para la comprensión de uno de los dramas sociales contemporáneos, el cambio en las sociedades occidentales y la convivencia, a través de la cotidianeidad y la bonhomía. Pero descanse quien lea: no es esta una película de tesis, ni un panfleto social más, de esos acartonados que vemos a veces. Estamos ante una historia que ha interesado a todos cuantos la han visto, sin más, porque se trata de una comedia humana perfectamente contada y eso gusta como el teatro eterno, de ahí su éxito popular.

 Gran Torino, de Clint Eastwood

Gran Torino interesa a todos porque sus personajes están llenos de poesía (satírica, por lo general) y de vida, delineados perfectamente todos ellos, sin que sobre ni falte un solo rasgo que los caracterice y defina, y eso lo consigue Clint Eastwood en sólo unos pocos brochazos de su cámara, llenos de ternura. El grupo étnico -los jmong- que habita en el vecindario del jubilado Walt Kowalski, veterano obrero de la Ford (¿otra ironía más?), queda retratado por el director con un respeto inaudito. Ni glorifica una minoría, esa tendencia tan paternalista de muchos autores a buscar lo mejor y más positivo en lo distinto para que entre almibarado en la cabeza del espectador, ni la humilla desde el paternalismo de la superioridad occidental que se digna aceptar al inmigrante. Simplemente, al mostrar lo que hay nos está dando a todos una lección de realidad. Así, personajes como la abuela gruñona de la casa de al lado, el chamán, las mujeres de la familia vecina, su hospitalidad y su gratitud, el adolescente confuso en trance de madurar y hacerse adulto a través del trabajo, su hermana Sue (Ahney Her) y los pandilleros violentos, quedan tan nítidamente perfilados que inevitablemente nos traen el recuerdo de los recios caracteres filmados en el cine clásico de John Ford.

Gran Torino crítica

Pero no acaba en esos personajes foráneos los tipos que Gran Torino retrata. Los hijos y nietos del jubilado Kowalski (Clint Eastwood), atrapados en los clichés sociales al uso, el cura que fía de las instituciones sociales para remediar conflictos personales, el barbero italiano, artesano en decadencia víctima de las franquicias de peluquería, el capataz de la construcción, gestor de personal nato, los jóvenes negros marginales y desconcertados por la firmeza del viejo blanco atrevido…, constituyen algo más que el conjunto coral que acompaña la trama para convertirse a su vez en piezas insustituibles de la historia todos ellos, para que esta alcance su sentido total y acabado. Por breve que resulte su presencia en la escena, cada uno de ellos se convierte en pieza de mosaico sin la cual el dibujo resultaría incompleto. Cada cual es portador de valores y de rasgos simbólicos que el imaginario social -americano y global- les ha ido atribuyendo a lo largo de generaciones. Todos juntos forman esa mezcla cultural que ha ido construyendo los Estados Unidos de América.

Clint Eastwood en otra de sus obras maestras

Por eso, analizar el papel que cada personaje juega en este guión sería excedernos en el comentario. La figura del joven cura, por ejemplo, y sus diálogos con el protagonista darían para un ensayo, teniendo en cuenta que este prototipo –el de capellán- aparece reiterada y críticamente en toda la filmografía de Clint Eastwood, ejerciendo una suerte de contrapunto con el personaje principal interpretado por él mismo las más de las veces. En Gran Torino, El intercambio, Million Dollar Baby, Space cowboys o Ejecución inminente, por citar algunas de sus más recientes obras, la figura de un capellán resulta clave para definir valores y actos del protagonista e incluso de la trama.

¿Qué tiene, pues, Gran Torino para que se haya convertido en un enorme éxito de taquilla, dentro y fuera de los Estados Unidos? Creo que posee la sencillez de las historias eternas, esas a ras del suelo que todos pisamos, contada con la libertad y el desenfado que alcanzan los grandes maestros -del cine, de la pintura, de la literatura…- cuando llegan a la plenitud de su arte. Con el lenguaje de la calle, con los actos de los hombres y de las mujeres normales y corrientes, Clint Eastwood consigue contar una historia moral que a todos alcanza. Podría decirse que esta película celebra el aniversario de los derechos humanos, por la vía llana de mostrar que todos los hombres somos libres e iguales (y que cada cual es cada cual…) Parece el manifiesto de ese libertarianismo del que Eastwood se reclama.

Eastwood dirige Gran Torino

Por supuesto, eso ni se duda, los amantes de la técnica cinematográfica podrán observar también en Gran Torino la exactitud del director en el montaje preciso de las escenas, en su enfoque de cámara al mostrar los actores, en el ambiente y el efecto musical necesario en el instante exacto; disfrutarán, en fin, del gran cine que, en palabras de Gilles Jacob, al entregarle la Palma de Oro honoraria, pertenece a la saga de Bresson, Ford, Ozu, Satyajit Ray o Rossellini. Modestamente, me adhiero a la propuesta.

Análisis realizado por J.F. Sebastian para Cinefilo.es
Editado por Jacobo Martínez

[ Por cierto, sin que sirva de menoscabo para el espectáculo que podrán contemplar cuando vayan a verla quienes todavía no lo hayan hecho, ¡menudo fracaso de doblaje el que nos han propinado! Estoy deseando verla en versión original con subtítulos para perder el mal sabor de las voces de Atontao y otros cuantos más, en una más que sospechosa traducción del inglés al español ]

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 9.9/10 (14 votes cast)
Gran Torino, de Clint Eastwood, 9.9 out of 10 based on 14 ratings

Noticias relacionadas:

  1. Warner retrasa ‘Gran Torino’
  2. Tráiler español de Gran Torino
  3. Nuevo cartel de ‘Gran Torino’
  4. Taquilla española: Clint Eastwood se impone
  5. Taquilla española: ‘Gran Torino’ sigue imbatible

7 Comentarios en "Gran Torino, de Clint Eastwood"

    Ahms, Marzo 27, 2009 | Permalink |
  • No estoy de acuerdo contigo en muchas cosas.

    Eastwood esta sobrevaloradísmo últimamente. Si no fuera por la actuación de Eastwood, Gran Torino sería un telefilm puro y duro porque Eastwood-director en esta peli no aporta nada de nada.

    Las pinceladas que el guionista le da a los personajes estarían bien si no fuera porque ningún secundario sobresale especialmente. El actor que hace de “Atontao” esta francamente mal, por citar un ejemplo.

    Y para acabar de rematar el final es precitadísmo. La peli se toma su tiempo para, al final, acabar de sopetón.

    Ojo, la peli, en general, es notable, con diálogos con mucha chispa, pero no ensalcemos cosas, que no merecen que se ensalcen.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: -5 (from 7 votes)
  • vero, Abril 1, 2009 | Permalink |
  • es una lstima que se retire como actor..

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 2 votes)
  • luismadri77, Abril 11, 2009 | Permalink |
  • lo primero es decir que he sido y soy un gran fan de clinteastwood desde hace muuucho tiempo.

    en cuanto a esta peli,lo de los doblajes de los secundarios penosa.. es ridicula. estoy acostumbrado a verlas en version original y esto es penoso

    el final sin destriparlo es ya el colmo. empezó con estas ideas en “sin perdon”, pero es que ya no mas!!! eastwood simpre fue fiel a su estilo de como quiera llamarsele “belico”, “ojo por ojo”, “republicano” e incluso innatamente americano.

    su filosofia era la de la mano dura. si un ladron entra en tu casa y mata a tu familia, tienes derecho a ir detras de el y cargartelo. a el y a su familia si es necesario

    con los años seha ido acaramelando muy peligrosamente… vuelve a tus fueros eastwood!!!

    no sé que sería de nosotros si EEUU se hubiese guiado de ese espiritu en la segunda guerra mundial

    la paz actual se debe a la supremacia militar de eeuu. dales pie a los “malos” para que enseñen los dientes y estaremos todos perdidos

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: -4 (from 4 votes)
  • guillermo, Abril 13, 2009 | Permalink |
  • me parecio aburridisima, la tipica peli de domingo por la tarde…en fin… desde mystic river, el abuelo no ha pegado una

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: -8 (from 8 votes)
  • jesus, Agosto 1, 2009 | Permalink |
  • Me parece que tildar gran torino de rollo o sencillamente criticar un “ablandamiento” del director, me parece no tener ni pizca de sensibilidad.
    Con Gran Torino estamos ante una pelicula “de verdad”, sencilla, sin efectos especiales, rodada con cuatro perras, pero con una sensibilidad y un saber hacer espectaculares.
    Para mi es como si con Walt Kowalski Eastwood nos presentara el ocaso de todos sus héroes, de sus personajes más importantes, pero aquí lo presenta sin romanticismo, sin un blidaje especial, sencillamente humano, y anciano.Es un auténtico testamento cinematográfico, con la desmitificación definitiva de sus personajes, como ya hiciera con sin perdón.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: +2 (from 2 votes)
  • Prometeo, Abril 12, 2011 | Permalink |
  • Pero como es que tanto niñato opina en esta seccion, no hay filtros anti inmaduros?…que si Eastwood ya no pega los tiros de antes ni se venga como lo hacia de joven, que si la peli es una mierda sin aportar nada y esta sobre valorado el director, mirad chicos, cuando tengais las tres cuartas partes de la edad de Clean Eastwood empezareis a notar que ya no correis detras de las mujeres ni la mitad de rapido que lo haciais hace unos años, y ya por fin cuando tengais la edad de este hombre pondreis una vela a San Apapucio mientras barajais la idea de hacer una pelicula cuyo argumento sea la gran mancha que ayer se os puso en el pantalon porque no sacasteis la cosita de mear a tiempo estando en el WC. Por Dios un respeto a los mayores.!

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: +2 (from 2 votes)
  • luis, Agosto 3, 2012 | Permalink |
  • me gusto mucho la pelicula desde el principio a fin, Eastwood es un maestro y solo la gente que tiene la cultura nesesaria save verlo, sin duda alguna un buen director, exelente actor.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: +4 (from 4 votes)

3 Trackbacks

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *