Trailer Iron Man 3

Gordos, de Daniel Sánchez Arévalo

Daniel Oliver

Dom, 23 Enero 2011

Comentar (2)

5,334 visitas

Para su segundo largometraje, Daniel Sánchez Arévalo se adentra en el enrevesado mundo de las emociones humanas a través de una serie de tragicómicas historias que se entrecruzan utilizando la obesidad como catalizador visible de dichas emociones. El resultado: una obra maestra.

Resulta francamente curioso el cómo, pese al éxito comercial que tuvo el segundo trabajo de Daniel Sánchez Arévalo tras la maravillosa y multipremiada AzulOscuroCasiNegro, Gordos no tuvo quizá el merecido reconocimiento a largo plazo que debería haber obtenido si, al margen de su comercialidad, nos centramos en observar el impecable trabajo a nivel de dirección, puesta en escena y desarrollo narrativo (¡esos impresionantes planos de transición y capitulación!) del film, por no mencionar su elemento más importante y que realmente marca diferencia: el grandísimo trabajo de interpretación de gran parte de su reparto.

Gordos utiliza las deficiencias en la masa corporal de sus protagonistas simplemente como excusa o elemento visible de la felicidad o miseria en sus vidas (¿no es acaso la obesidad signo de ambas cosas dependiendo de la persona?). Esto no va de obesidad, más bien sobre cuánto pesan materialmente las emociones positivas o negativas. Para ello, el film se vale de diferentes tramas a cada cual más extravagante, aparentemente cómicas, y con el escenario común de una terapia de gordos como nucleo de sus experiencias.

Está claro que, cuando una película se nutre de tantas historias, unas siempre destacan sobre otras, ganando en este caso la partida las de los enormes personajes de Antonio de la Torre (cuyo rol de homosexual amargado de la vida desata las mayores risas y congojas de todo el metraje) y Pilar Castro (desatada para bien en la excesiva y tragicómica viuda frustrada y componiendo posiblemente el personaje más dramático de todos), o la de la no-tan-virginal pareja formada por Raúl Arévalo y la debutante y maravillosa Leticia Herrero, quienes dan un epílogo al film que desconcierta casi tanto como emociona. Arévalo recibió merecidamente un Goya por este rol, si bien era merecido todos y cada uno de los miembros del reparto principal.

Gordos es, esencialmente, una oda a las contradicciones de las personas, de lo crueles, mentirosos y falsos que podemos ser con nosotros mismos y con los que nos rodean, tratada desde un punto de vista excesivo tanto en drama como en comedia, y absolutamente hilarante y sin un solo tapujo o limitación. De moraleja evidente pero no facilona, conclusiva pero sin verdadero desenlace, hila con precisión de cirujano las tramas de sus personajes sin olvidarse nunca de ellos aunque en algún caso (la historia de la informática Leonor) lo parezca por lo que tarda en retomarse.

Aunque no son todo virtudes: tanta trama y tanto personaje acaban por marear a un espectador que, conforme avanza la película, acaba tomando partido solamente por quien más se identifica o, directamente, quien posee la historia más interesante.

En ese aspecto, quien más sale perdiendo es el personaje del (por otro lado, fantástico) Fernando Albizu o sus hijos. Resulta muy evidente que a la película le sobra al menos media hora de metraje o ser descargada de escenas que no van a ninguna parte. Tampoco acaba de convencer la aparente prisa de Sánchez Arévalo en forzar uniones de lo más surrealistas (la forma en que el personaje de Marta Martín se presenta en la casa de la embarazada entrenadora para quedarse), compensado afortunadamente con la brutal catarsis en la que acaban evolucionando tramas como las de la magnífica Verónica Sánchez y Roberto Enriquez.

En resumidas cuentas y pese a los evidentes defectos que tiene una película tan… alienígena (inevitables por el propio concepto del film, por otra parte), Gordos es una auténtica excentricidad hecha película alabada en última instancia por un amplísimo porcentaje de virtudes y, especialmente, por el inconmensurable trabajo de unos actores en estado de gracia que dan vida, emoción, cuerpo (físico y emocional) y carisma hasta extremos insospechados a sus personajes. Una auténtica maravilla, casi milagro de película y toda una demostración de buen cine inspirado e inspirador. Absolutamente imprescindible.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 8.8/10 (5 votes cast)
Gordos, de Daniel Sánchez Arévalo, 8.8 out of 10 based on 5 ratings

Noticias relacionadas:

  1. Tráiler de ‘Gordos’, lo nuevo de Daniel Sánchez Arévalo
  2. AzulOscuroCasiNegro, de Daniel Sánchez Arévalo
  3. Primos, de Daniel Sánchez Arévalo, se estrena el 4 de febrero
  4. Coixet, Trueba y Sánchez Arévalo: candidatos al Oscar
  5. Teaser Trailer de Primos

2 Comentarios en "Gordos, de Daniel Sánchez Arévalo"

    Juanjo, Enero 25, 2011 | Permalink |
  • A diferencia de Azuloscurocasinegro, Gordos creo que empieza de una forma “redonda” y que va a delgazando a medida que corren los minutos, diluida entre tramas que poco aportan a mantener una dieta calórica… No me parece mala, para nada, pero es bastante inferior a su predecesora y lo de imprescindible no lo tengo tan claro.

    VN:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • Nombre MARISA, Enero 13, 2013 | Permalink |
  • Ayer la he visto en el canal 1 con los ojos y cerebro de una profesional que dejo la vida real para ser madre porque no tenía otra opción moral y encontré identificación con el personaje de la joven profe de gimnasia. Creo que para captar toda la emoción que desprende cada uno de los actores y actrices puedes tener dos caminos: empatía o coincidencia. Como espectadora no cinéfila pero si admiradora de este Séptimo Arte pienso que no le sobra nada y es muy intensa. Gracias por dar tanto en menos de dos horas. Esta película es una terapia en si misma y su efecto de los cuatro pasos a modo americano te sumerge en la sociedad que hemos creado a pulso en 50 años corriendo detrás de la sociedad americana en la que podemos mirar nuestro futuro.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *