Trailer Iron Man 3

Katyn, de Andrzej Wajda

Jacobo Martínez

Vie, 16 Octubre 2009

Comentar (2)

7,576 visitas

Incontables son las obras que nos ha ofrecido el séptimo arte sobre el holocausto y los crímenes nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, muy pocos directores se han atrevido a indagar en el lado soviético para contarnos las atrocidades que cometió la URSS. La historia la escriben los vencedores, dicen.

Por eso nos gustaría que la magnífica Katyn no pasara desapercibida para nadie.

Katyn

Extracto de prensa:

El Parlamento polaco condena la invasión soviética de Polonia en 1939

Varsovia, 23 sep 2009 (EFE).- El Parlamento polaco condenó hoy la invasión soviética de Polonia en septiembre de 1939 como “violación de la soberanía y del derecho internacional”, y definió la matanza de Katyn, donde perdieron la vida más de 20.000 oficiales polacos, como un “crimen de guerra” con “elementos de genocidio”. El texto, aprobado por unanimidad, subraya que la invasión del Ejército Rojo se produjo en el marco del pacto Ribbentrop-Molotov, el tratado firmado en agosto de 1939 por el que Alemania y la Unión Soviética (URSS) se dividieron secretamente Polonia y el resto de Europa Central (…) La resolución del Parlamento se refirió también a los hechos de Katyn (una zona boscosa situada hoy en la actual Ucrania), donde más de 20.000 oficiales polacos murieron asesinados en 1940 por orden de Stalin, que descabezó así al Ejército y a la sociedad polaca de una parte importante de sus miembros más preparados (…) La matanza de Katyn fue uno de los momentos más sangrientos de la invasión soviética, que comenzó el 17 de septiembre de 1939, sorprendiendo a las tropas polacas, que en ese momento se concentraban en defenderse en el frente oeste de la otra invasión, la germana, que había comenzado días antes (…)

Ironías de la distribución cinematográfica en España: el estreno de Katyn (2007) se produce poco después de rememorarse el pasado mes de septiembre el 70 aniversario de la invasión nazi-soviética de Polonia y el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Un estreno muy oportuno (gracias a Karma Films) para recordar una efeméride no exenta de polémica, precisamente por las distintas actitudes que han mantenido hasta ahora mismo los líderes de las potencias entonces invasoras (Alemania y Rusia) sobre algunos aspectos de aquella guerra y sus devastadoras consecuencias. Es evidente que los hechos que relata este film todavía laten fuertemente, como lo demuestra la nota de prensa reproducida arriba. Los lectores que deseen saber más sobre aquellos primeros días de la contienda tal como se desarrollaron en Polonia encontrarán actualmente numerosas fuentes históricas para informarse, aunque no siempre fue así de fácil saber. Si el conocimiento del Holocausto es un work in progress que comenzó inmediatamente fue vencido el nazismo y todavía hoy continua siendo estudiado, no podemos decir lo mismo de esos otros genocidios cometidos de la mano de otros no menos notorios criminales de guerra -soviéticos estalinistas en este caso- cuya averiguación cabal ha tardado muchos decenios en abordarse, debido al oscurantismo impuesto desde la posguerra por una URSS vencedora. Por nuestra parte, cedemos la crónica de la historia a los historiadores y vamos a analizar cómo trata fílmicamente el genocidio de Katyn el gran director de cine Andrzej Wajda, hijo él mismo de un oficial del ejército polaco muerto en aquellas terribles circunstancias.

En resumen, Katyn cuenta el asesinato de 22.000 polacos (militares e intelectuales) a manos de las tropas soviéticas en la primavera de 1940. Pero insistir en este aspecto “documental” del film, como hacen las críticas elogiosas que ha recibido en todo el mundo, empaña un tanto su grandísima calidad como película que ya desde el comienzo impacta por su fuerza dramática. Cuando sobre un puente se entrecruzan dos grupos de civiles polacos que escapan en sentido contrario – unos llegan del Este y huyen del Ejército rojo; los otros, desde el Oeste, huyendo del Ejército alemán – Wajda, magistralmente, sintetiza el drama de su país, machacado entre potencias: “… quería  contar una historia sobre el sufrimiento y el drama de muchas familias, sobre la mentira de Katyn que yace sobre la tumba de Stalin y que obligó a guardar silencio durante medio siglo a los aliados occidentales de la URSS en la guerra contra Hitler. A partir de ese punto narrativo ni un sólo fotograma ni un sólo diálogo escapa en Katyn a la precisión de una obra maestra que cuenta, con el tono exacto y el rigor de la historia auténtica, el drama de un crimen masivo como aquel a través de sus protagonistas. En el film, el diario de un prisionero sirve para hacer la crónica del sufrimiento y la incertidumbre de todos los militares polacos presos; el drama que vive la familia de este oficial polaco es el de todas las familias a las que la policía política soviética dejó sin padres y esposos en las fosas de Katyn; un viejo profesor universitario detenido por la Gestapo simboliza el pavor de los campos (de concentración) nazis a donde fueron a parar las mejores cabezas de Polonia; los jóvenes supervivientes de la posguerra, el drama entre la mentira y la verdad bajo el socialismo prosoviético. Esta no es La lista de Schindler, este es un producto distinto a cualquier otro que se haya filmado antes: una película sobre la libertad de expresión, sobre la libertad de imprenta para decir la verdad sobre la historia. En palabras del propio Andrzej Wajda:

- “Si mi película tiene que tener un impacto, espero sea tranquilizador, ya que por primera vez este crimen, esta mentira, ha sido mostrada en la gran pantalla”

- “La mejor medicina para los problemas políticos y sociales es mostrarlos y hablar abiertamente de ellos. Así que espero que tranquilice a la gente porque finalmente hemos hablado de ello”

- “Mi dilema era: ¿cuál debe de ser el tema de la película? ¿los soldados? Con ello haría una película política. ¿Acaso mi madre u otras mujeres esperando el regreso de otros soldados? Con eso haría una cinta psicológica. Es por ello que fue una decisión muy difícil de tomar”

- “Me di cuenta de que las dos cosas debían ir juntas porque en la pantalla debíamos ver a los soldados y a las mujeres, quienes también fueron mentidos. Existen dos cuestiones: el crimen y la mentira de Katyn”.

- “No me saco ninguna foto con políticos ni doy entrevistas de carácter político. No tomo parte en las elecciones, aparte de como ciudadano, por supuesto. Así que estoy haciendo todo lo posible para que mi película no sea utilizada con fines propagandísticos”

- “Quiero que esta película sea una despedida, un punto y final al tema. No quiero que cause ninguna disputa política. Tan sólo quiero acabar con este tema”

- “Aunque fuese un crimen, no creo que deba tener consecuencias en forma de cargos judiciales para las personas responsables. Creo que es muy importante que esta película no se convierta en instrumento para la manipulación política”.

Todo un ejemplo ético el de Wajda (en contraste con tantos manipuladores de la “memoria” como arma arrojadiza, revanchistas ávidos de lanzar su odio contra los demás) que se añade a la obra maestra con que nos obsequia en este, tal vez su último film, el mejor y el más serio.

Katyn fue nominada a los Oscar a la mejor película extranjera en 2008 y llega a nuestras pantallas con dos años de retraso sobre su estreno en Polonia. A lo largo de 2008 y 2009 ha ido estrenándose en diversos países, con éxito abrumador de críticas (Deutsche Welle, 15 febrero 2008; Times, 17 abril 2008; New York Times, 18 febrero 2009; Le Monde, 1 abril 2009; Le Figaro, 1 abril 2009 …) y es ahora, gracias a la distribuidora Karma Films y su magnífica oferta, que ve la luz en el nuestro. Mi consejo es que no se la pierdan y vayan a verla cuanto antes porque nunca se sabe…

Análisis realizado por J.F. Sebastian para Cinefilo.es
Editado por Jacobo Martínez

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 1.0/10 (1 vote cast)
Katyn, de Andrzej Wajda, 1.0 out of 10 based on 1 rating

No existen noticias relacionadas.

2 Comentarios en "Katyn, de Andrzej Wajda"

    Kotec, Enero 4, 2010 | Permalink |
  • Quiero que esta película sea una despedida, un punto y final al tema!!!

    Pues me temo que el punto final son las declaraciones de los que tuvieron que declarar como testigos obligados, amenazados y golpeados por los nazis, para que testificaran en contra de los soviéticos. Esta fue una trama asesina del ministro de la propaganda del partido nazi Goebbels que luego fue usada interesadamente por los capitalistas y apoyada tímidamente por los revisionistas Traidores.

    Aquí dejo un enlace para que se puedan contrastar los hechos y sean testigos de los testimonios que no interesaron lo mas mínimo para el desarrollo de la película recientemente estrenada de la matanza de katyn.

    http://www.kaosenlared.net/noticia/mentiras-sobre-stalin-quien-fue-autor-masacre-katyn

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: -1 (from 1 vote)
  • julio, Agosto 6, 2010 | Permalink |
  • soy fanatico acerrimo de las peliculas donde tocan temas de la ii guerra mundial, no se mucho del tema pero me llaman mucho la atencion. lastima que aqui en venezuela cuesta que llegen este tipo de peliculas

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: +1 (from 1 vote)

2 Trackbacks

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *