Trailer Iron Man 3

Atraco por duplicado, de Rob Minkoff

Luis Jiménez

Mar, 10 Enero 2012

Comentar (0)

2,368 visitas

Patrick Dempsey y Ashley Judd protagonizan la comedia Atraco por duplicado. Rob Minkoff no ha sabido dirigir con mucho acierto un guión que daba para mucho más. Una lástima.

Rob Minkoff regresa al cine con actores reales tras El reino prohibido (2008). Lo cierto es que su trayectoria como realizador no es precisamente modelo, y eso que hablamos del codirector de El Rey León (1994), una de las cintas Disney de más éxito.

Atraco por duplicado nos sitúa en un tranquilo banco donde está a punto de cometerse un doble atraco. Por un lado una banda desea hacerse con el dinero de los cajeros automáticos, y por otro lado otra banda quiere hacerse con el montante de la caja fuerte. Entre medias, un grupo de rehenes de lo más peculiar. Tripp (Patrick Dempsey) es un hombre maniático que se ve envuelto en este atraco, y del que espera sacar algo más.

El tirón mediático de Patrick Dempsey (antaño ídolo de adolescentes y hoy en día de no tan adolescentes) gracias a su paso por Anatomía de Grey, no le ha servido de mucho fuera de la pequeña pantalla. Para muestra, no sólo esta cinta, sino algunas otras en donde la estrella de Maine ha intentado brillar con algo más de fuerza, incluido su papel en Transformers 3: El Lado Oscuro de la Luna (2011).

En esta película, tampoco destaca principalmente por su interpretación, alejada de lo que estamos acostumbrados a ver y que dista incluso mucho de las comedias que protagonizó hace un tiempo. Dempsey parece haberse acomodado en el drama y es ahí donde seguramente se desarrolle más como un verdadero intérprete.

Ni siquiera su compañera de reparto, una anodina Ashley Judd, le hace los honores. Y es que quizá el nombre venda mucho, pero el resto no tiene mucho más que comentar. Atraco por duplicado es una comedia de enredo excesivamente fácil y con un potencial que se ha evaporado casi a las media hora de comenzar.  Una lástima, viniendo de quien viene, el mismo equipo que las exitosas dos entregas de Resacón en Las Vegas.

Minkoff no se arriesga. Lo que tiene entre manos es casi como una comedia teatral. Plantea muy rápido su dilema y juega de forma efectiva sus cartas, casi sin importarle si la jugada le saldrá bien o no. Ni la mera presencia de Dempsey (que la tiene) le ayuda en su cometido de levantar una comedia floja y sin apenas aspiraciones.

Su intento de enredar no deja lugar a dudas de que se ha intentado llevar el género a un lugar decente, sin siquiera unas buenas dosis de comedia madura. Los pocos puntos que cuenta son fáciles y casi siempre con un resultado desigual. No logran convencer a un público bastante acostumbrado a otras comedias algo más elaboradas.

Parte de esta pega quizá la tengan los secundarios, que en estos casos suelen venir muy bien para apoyar al/a los protagonista/s. En este caso, el elenco secundario no ayuda mucho en la historia, parecen estar casi de “adorno”. Y eso que entre ellos contamos con nombres como Tim Blake Nelson, Jeffrey Tambor, Mekhi Phifer o la actriz Octavia Spencer (Criadas y señoras (2011)).

Desafortunado ejercicio cómico que no logra siquiera levantarse a pesar de contar con una pareja protagonista de renombre. No hay química entre ambos personajes ni entre ambos actores, lo cual resta bastante a todo el conjunto.

Valoración: 3 sobre 10
Crítica escrita por Luis Jiménez

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Noticias relacionadas:

  1. El Rey león, de Roger Allers y Rob Minkoff

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *