Trailer Iron Man 3

Crítica ganadora: Apocalypse Now Redux

Cinefilo.es

Jue, 4 Diciembre 2008

Comentar (4)

6,281 visitas

A continuación os presentamos el análisis ganador del concurso de críticas que iniciamos el 17 de noviembre. No ha sido una elección fácil, pues los textos que hemos recibido eran todos de gran calidad. Al final “el jurado”, compuesto por 3 redactores habituales de Cinefilo, ha determinado que Santi R. se lleva el gato al agua y una copia de Apocalypse Now Redux Edición Especial con libreto y 3 postales. Los nombres de los demás ganadores podéis encontrarlos pinchando aquí.

Retrocrítica Apocalypse Now Redux, por Santi Rodríguez:

Un proyecto maldito, o eso decían, tan solo porque a Orson Welles le había salido el tiro por la culata. Como si Welles fuese garantía de eficiencia y economía de medios, un hombre que dejaba que los productores metiesen mano en el “Final Cut”, como le pasó con “El cuarto mandamiento” o “Sed de mal”.

En esto que Lucas y Coppola empiezan a pergeñar una revisión de El corazón de las tinieblas pasándola por Vietnam. El Congo belga de Leopoldo II y ese otro genocidio en miniatura que fue la intervención de EEUU, de comienzo y final difusos. Menos el final, con ese apretón de manos y Kissinger subido al altar del premio Nobel por una guerra que alentó con cientos de bombardeos de los que el Congreso sólo conocía de oídas. O eso se supone.

En el estupendo documental de la señora Coppola, “Hearts of Darkness: A Filmmaker’s Apocalypse” se indaga en los pormenores y ejecución, como Francis rodando el alma desintegrada de Willard, encerrando a Martin Sheen en una habitación y proveyéndole de alcohol:

Martin Sheen: [farfulla y da tumbos]
F.F. Coppola, fuera de plano: ¡Tu mujer!, ¡tu mujer!, ¡tus hijos!
Martin Sheen: [farfulla] ¡Mi corazón está roto! [farfulla y se derrumba en el suelo].

El método Coppola de introspección etílica.

Seguramente el making of más perturbador de la historia de los making of’s. Un cineasta en bancarrota, un rodaje de años, un protagonista infartado, unos secundarios colocados, unos helicópteros que se alejan a combatir un grupo de rebeldes en mitad de una toma, un guión reescrito sobre la marcha, un Dennis Hopper tibio con los ácidos, tan desubicado como un Brando que, cobrando a millón de dólares el día y ni habiéndose leído la novela de Conrad, se perdía en discusiones de varios días sobre Kurtz y sus motivaciones personales.

Coppola llama a John “soy fachorro, qué pasa” Millius y le exprime frases como las de Kilgore sobre el Napalm, antología pura desde entonces. O: “Charlie don’t surf!“. Más razón que un santo el Kilgore.

Siempre he pensado que cuanto mejor es una película, más accesoria resulta su crítica. Las mejores películas se critican solas, son experiencias autónomas que comienzan y terminan en su visionado. En cada fotograma está implicito todo lo que se puede decir u opinar sobre ellas, como si se tratase de un holograma cinemático. Por eso hablar de “Apocalypse Now” es tan complicado si uno no desea caer en banales alabanzas o inocuas descripciones que poco aportan al posible lector.

Se puede sin embargo entablar cierta comparación entre el montaje original y el Redux. En mi opinión, Redux aporta, pero cambia la película que todos conocíamos y se diluye buena parte de su impacto. En particular por la notas humorísticas, tales como el robo de la tabla de surf; o el componente romántico, que decelera la acción. Las conejitas, los colones franceses y su caduca cruzada. Digamos que ese combinado distrae de la misión de Willard, hombre que ha perdido su alma y va en busca de un personaje “larger than life” de cuya culpabilidad está cada vez menos seguro.

En el fondo, ¿de qué nos habla “Apocalypse Now“? La visión superficial: el hombre es un lobo para el hombre. Pero también nos habla de gente que ha llegado a los límites de su raciocinio, en un mundo en el que la razón es impuesta y administrada por los menos indicados. Los momentos más lúcidos quedan recogidos por el parlamento de Kurtz, que se ha quitado todas las máscaras y es despiadado en sus juicios para consigo mismo y para con los demás:

“We train young men to drop fire on people. But their commanders won’t allow them to write “fuck” on their airplanes because it’s obscene!”

“Entrenamos a chavales para que rocíen fuego sobre las personas. Pero sus comandantes no les dejan escribir la palabra “joder en sus aviones porque es obsceno”.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

No existen noticias relacionadas.

4 Comentarios en "Crítica ganadora: Apocalypse Now Redux"

    Santiago Rodríguez, Enero 9, 2009 | Permalink |
  • Hola qué tal amigos. Soy el autor de la crítica ganadora de “Apocalypse Now”. Sólo quería comentar que aún no me llegó el regalo y preguntar si va a llegar o se traspapeló, etc.

    Un saludo cordial

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • Nibbler, Enero 9, 2009 | Permalink |
  • Hola Santiago !!

    No te preocupes, que estas cosas de los concursos llevan su tiempo. Lo normal es que los premios se demoren hasta 1 mes desde el momento de la publicación de la lista de ganadores.

    En tu caso en particular, la semana probablemente la tendrás en casa.

    :)

    Y aprovecho también para felicitarte por la crítica y te animo a participar en los siguientes concursos. Ahora mismo tenemos el de Reservoir Dogs, y en adelante haremos muchos más.

    Un saludo!

    VN:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • Swearengen, Enero 9, 2009 | Permalink |
  • Esta misma mañana hemos estado con todo el papeleo de correos, por lo que el lunes/martes de la semana que viene lo deberías tener en casa.

    Sentimos el retraso, pero entre la recopilación de los datos de todos los participantes y las fiestas…

    VN:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • Santiago Rodriguez, Enero 17, 2009 | Permalink |
  • Ya me llegó! Estupenda edición, viene con un libro, unas fotos… Gracias a cinefilo.es y que la gente siga concursando.

    Saludos

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)

3 Trackbacks

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *