Trailer Iron Man 3

Ángeles y demonios, de Ron Howard

Rafa Delgado

Lun, 25 Mayo 2009

Comentar (4)

4,045 visitas

No es algo extraño que la mediocridad se relacione, en –demasiadas- ocasiones, con lo popular. Y menos en tiempos de información masiva y comunicación obsesiva, donde es más fácil contraer cáncer de páncreas por Internet, mediante correo electrónico o software malicioso, que por causas naturales. Es suficiente un simple “click” para lanzar a la fama cualquier cosa que nos apetezca en cuestión de muy poco tiempo, y así nos va, con personajes como Belén Esteban o productos como Crepúsculo en lo más alto.

Ángeles y demonios crítica de cine

Con estas posibilidades al alcance de cualquiera, tampoco es de extrañar que alguien con un mínimo de capacidad de innovación salte a la fama por las novelas que escribe. Dan Brown publicaba su primera novela, La fortaleza digital, en 1998. Pero no fue hasta dos años después que no halló la clave de un éxito que aún estaría por venir, con precisamente Ángeles y demonios. Después de La conspiración, en el año 2001, dos años después vino El código Da Vinci y, como todos sabemos, batió récords de ventas y saltó a la fama.

La innovación -por llamarla de alguna manera- del autor norteamericano, residía en mezclar religión, misticismo e historia con unas novelas tan insultantemente fáciles de leer, cuyos resultados se traducen en millones de ejemplares vendidos. Un cóctel explosivo, irresistible y de un valor relativo. Sus novelas tienen la virtud de inculcar a los lectores la necesidad de interesarse por la historia de la humanidad, de los significados que los símbolos esconden, de cómo han llegado las religiones a donde están ahora. De, en definitiva, cuestionarse el origen de nuestra existencia como sociedad, civilización, o como queráis llamarlo.

Ángeles y demonios crítica de cine

Sin embargo, a pesar de ello, la literatura de Dan Brown está vacía, es mediocre, absurda y ridícula por redundante, excesivamente esquemática y escrita como un alumno de secundaria repetidor. Y lo que es peor, es algo igual de notorio como el grueso de sus publicaciones. Por lo tanto, el mérito que pudieran tener sus novelas a la hora de hacer interesar a la gente en temas del pasado y del presente, son igual de relativos que, hablando en plata, el mérito de perder la virginidad porque tu padre te ha llevado de excursión a un prostíbulo.

Dan Brown abrió las puertas de este tipo de literatura popcorn, como yo la llamo, y a partir del fenómeno que supuso El código Da Vinci (una novela que no hay dios -je…- que se la tome en serio), fueron apareciendo centenares y centenares de pseudo novelas sobre los supuestos orígenes del Cristianismo, sobre María Magdalena, sobre sociedades secretas y las madres que las parieron.

Por eso tampoco es de extrañar que, ahora, tres años después de la adaptación cinematográfica de aquella, nos llegue la ídem de la segunda novela de Brown: Ángeles y demonios, repitiendo además protagonista (un Tom Hanks que no ha hecho otra cosa en años) y director, el muy temible Ron Howard, el símil cinematográfico de Brown, salvo alguna que otra excepción.

Ángeles y demonios crítica de cine

El resultado es sorprendentemente ambiguo. A diferencia de su predecesora (lenta, pesada e inaguantable) la propuesta es calcada a la literatura de Dan Brown: muy, muy entretenida, pero repudiable en formas. Además, no deja de ser curioso que incluso sea peor que el propio material en el que se basa, que ya es decir, sino que Akiva Goldsman y David Koepp (los guionistas que han adaptado a la pantalla la novela) se superan a sí mismos, y nos regalan una película cuyos protagonistas parecen retrasados mentales en todos los aspectos, a falta de motivaciones reales y palpables por motivos puramente artificiosos.

Ángeles y demonios no es más que una patochada, una gincana por toda Roma con un Tom Hanks haciendo de profesor de historia para la plebe (la audiencia), y en busca del pobre diablo que está poniendo en peligro la Ciudad del Vaticano. ¿Y todo para qué? Para una trama de conspiración demasiado enrevesada como para ser tomada en serio, lo cual resulta especialmente chocante, puesto que ella misma se toma en serio incluso al borde de un delirio que alcanza su clímax, precisamente, en el clímax final de la película. La planísima, exageradamente convencional, tópica e incluso torpona dirección de Ron Howard, carente totalmente de riesgo, e incapaz de sugerir algo que no sean leves cambios en la trama respecto al material original y travellings imposibles “entre paredes”, no ayuda en absoluto al conjunto.

Ángeles y demonios crítica de cine

Al final, nada sirve para nada porque todo termina como empezó y, como consecuencia, nadie ha aprendido absolutamente nada. No hay lección, excepto las clases de historia de Robert Langdon (el personaje de Tom Hanks, un Indiana Jones de asfalto y nulo carisma) y la pequeña felación pro católica al final de la película (sorprendente, teniendo en cuenta que el Vaticano no dejó grabar al equipo en sus dominios). Pero eso ya da absolutamente igual: Los que se leyeron en su día la novela ya han pasado por taquilla, sintiéndose inteligentes y felices mientras la mediocridad, consciente del gran momento en el que vive, engulle al mundo.

Y luego dicen que ahora se vive mejor que en la Edad Moderna, por poner un ejemplo igual de ingenuo que el epílogo de la película. Bueno, pero al menos ellos tenían a Shakespeare…

Valoración: 3.75 sobre 10
Crítica escrita por Rafa Delgado

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Ángeles y demonios, de Ron Howard, 10.0 out of 10 based on 1 rating

Noticias relacionadas:

  1. Nuevo tráiler de ‘Ángeles y demonios’
  2. ‘Ángeles y demonios’ se deja ver
  3. Tráiler español de ‘Ángeles y demonios’
  4. Nuevos carteles de ‘Ángeles y demonios’
  5. Taquilla española: ‘Ángeles y demonios’, mejor estreno del año

4 Comentarios en "Ángeles y demonios, de Ron Howard"

    Bianca, Mayo 25, 2009 | Permalink |
  • Todavia no la he visto.
    La quiero ver porque me lei el libro hace años y bueno…siempre me gusta ver como hacen las cosas (Y siempre salgo decepcionada)
    Tambien me hace “ilusion” verla porque me gusta Tom Hanks y aunque no sea la pelicula de su vida es Tom Hanks jaja
    Pero se me estan kitando las ganas de ir al cine a verla con todo lo que estoy leyendo y me estan diciendo.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: +1 (from 1 vote)
  • Aletshe, Mayo 26, 2009 | Permalink |
  • Pero qué crítica tan genial Rafalet!! ^^

    Yo no he visto ni ésta, ni la anterior… ni falta que hace xD Porque a parte de que no me gusta Tom Hanks ni la temática, y que la gente que conozco que la ha ido a ver han salido TODOS asqueados… no necesito mas.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: -1 (from 1 vote)
  • Ana, Mayo 31, 2009 | Permalink |
  • pues a mi al mens me ha entretenido algo, cosa q la primera no

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • Lea, Enero 14, 2012 | Permalink |
  • Primero que nada si no te gusta no hace falta que le digas a todos el mundo que es mala,porque en lo personal a mi me gusto,pero no tanto como el libro.Criticar es decir que esta un poco floja esto y un poco buena en eso,no decir que con solo leer el libro o la peli puedes vomitar.Me da lastima esta critica,si se la puede llamar asi.
    Si te gusta bien,si no te gusta bien

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *