Trailer Iron Man 3

Air doll, de Hirokazu Kore-Eda

Daniel Oliver

Dom, 18 Julio 2010

Comentar (0)

3,347 visitas

El aclamado director de culto de la inolvidable Nadie sabe regresa con una irregular pero hermosa historia acerca del vacío (literal y figurado) de las personas y de la sociedad canalizado a través de una muñeca hinchable con aspiraciones humanas.

Air doll

Antes de entrar en materia, querríamos hacer hincapié en lo ridículo por parte de la ditribuidora que resulta titular una película japonesa como es esta con un título en inglés, algo de lo que no se ha librado Kore-Eda en sus dos últimos títulos en España. Si bien su obra más redonda y conocida se llamó Nadie sabe en España, como debe ser, la también excelente Still Walking debería haberse llamado Caminando a secas, al igual que esta debía haberse llamado Muñeca hinchable. Dicho esto, hablemos de la película en sí.

Air doll

Air doll es la enésima vuelta de tuerca por parte del peculiar pero intimista director nipón de culto Hirokazu Kore-Eda en recabar en el lado más oscuro de los sentimientos y en la sordidez y complejidad de la sociedad japonesa en materia generacional y afectiva. Si en Nadie sabe se nos mostraba con una crueldad y drama sin límites la historia de cuatro niños obligados a vivir en el abandono y la soledad por culpa de una madre egoísta, monstruo creado por una sociedad marginal en la que las apariencias lo son todo, y en Still Walking hacía diana a la hora de describir sutil y elegantemente las enormes diferencias generacionales entre padres e hijos, aquí se adentra en el terreno de la fantasía de aspiraciones filosóficas al mostrarnos a una muñeca hinchable de nombre Nozomi (nombre de la ex-novia de su dueño) que adquiere un corazón y comienza a andar por el mundo y a descubrir cuan dolorosa puede llegar a ser la capacidad de sentir y de amar.

Air doll

Durante sus casi dos horas de metraje, el personaje de Nozomi va adquiriendo rasgos más y más humanos (algo que incluye el orgullo, el sacrificio y la consciencia de su propia miseria) y se nos presenta una amplia variedad de personajes secundarios que retratan la parte más sórdida y triste de una sociedad poblada con personas que, al igual que la protagonista, están muy vacías por dentro. Un hombre que prefiere tener una muñeca hinchable como pareja para así evitar sufrir emocionalmente, optando por un ser inerte que satisface sus necesidades sexuales; un dependiente de tienda hundido en la soledad y carente de habilidad social; un chiquillo silencioso que oculta una profunda perversión; una joven que literalmente vive entre escoria incapaz de salir de una espiral de desesperación… por poner solo unos ejemplos.

Air doll

Es inevitable pensar en Pinocho cuando se ve esta película, en lo que parece una especie de versión mucho más oscura y desesperada. Sin embargo, y pese a la brillantez de la dirección (algo fuera de toda duda), de su interesantísimo mensaje de no-vida en un mundo lleno de carencias pese a todas las posibilidades de las que disponemos, y de la inherente tendencia del hombre (e, insisto, especialmente de la sociedad japonesa, obsesión del director) a la marginalidad y a la desesperación, la película no acaba de funcionar por dos factores muy importantes: el primero, el tedioso tempo narrativo en el que transcurre la acción, y que es marca de la casa del director, pero haciéndose mucho más patente en este título por no disponer de un hilo argumental mucho más sólido, al contrario que en sus anteriores películas, más allá de una interesante idea como base de la misma. El segundo factor es la amplia pero mal definida galería de personajes secundarios más allá de la protagonista, y que básicamente están ahí para dar solidez al drama de la muñeca hinchable, pero no están ni de cerca unidos por ningún vínculo, y lo que es peor, casi ninguno de ellos llegan a aparecer en pantalla más allá de cinco minutos.

Air doll

En términos generales, Air doll es una película de muy recomendable visionado, de indudable capacidad reflexiva y, como es costumbre con Kore-Eda, de una dirección impecable y llena de imágenes e iconos realmente hermosos, acompañados de un mensaje de humanidad impactante, pero amplificando el efecto narración estirada hasta el límite y que puede fácilmente agotar la paciencia del espectador. Una auténtica lástima de desarrollo argumental que empaña un film conciso, bello y muy, muy lleno de aire.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
Air doll, de Hirokazu Kore-Eda, 10.0 out of 10 based on 3 ratings

No existen noticias relacionadas.

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *