Trailer Iron Man 3

XXVI Premios Goya: Sí habrá paz para Enrique Urbizu

Rafa Delgado

Lun, 20 Febrero 2012

Comentar (0)

2,095 visitas

Termina una nueva edición de los Premios Goya, una de las más repartidas de los últimos años, y en la que Enrique Urbizu y todos los responsables de No habrá paz para los malvados sí han encontrado aquello que no desean para los villanos de su película. Pero, ¿qué ha dado de sí la ceremonia de entrega de los XXVI Premios Goya? Os lo descubrimos a continuación.

Sin duda alguna, la noche del 19 de febrero de 2012 ha sido muy grande para Enrique Urbizu y para todas aquellas personas que han estado detrás de la producción de No habrá paz para los malvados, la gran triunfadora de los XXVI Premios Goya, llevándose a casa seis galardones de los dieciséis a los que aspiraba.

El thriller de Urbizu, protagonizado por José Coronado, ganador del Goya al mejor actor protagonista, ha ganado con rotundidad en una edición de los Goya que no podía haber sido más repartida. De hecho, ninguna película estaba siendo la clara ganadora hasta bien entrada la noche, y faltando únicamente los premios más importantes de la velada. Hasta ese momento, No habrá paz para los malvados, Blackthorn: Sin destino y La piel que habito estaban empatadas en número de premios: cuatro, para ser exactos. El resto es historia, y la lista la ha acabado siguiendo Eva y La voz dormida empatadas con tres premios, y la cinta de animación Arrugas, con dos cabezones.

La gala ha tenido lugar en el Palacio de Congresos de Madrid, y ha estado presentada por la actriz y humorista Eva Hache, que si bien ha estado muy acertada en su número musical de inauguración (pese a los desafines) acompañada por un buen puñado de actrices y actores españoles de renombre, no ha sabido llevar un ritmo adecuado durante las más de dos horas y media que ha acabado durando el espectáculo, tanto por motivos ajenos (muchos premiados se han pasado de largo en el tiempo de duración de sus discursos, como Lluis Homar, nada más empezar la gala) como propios (el sentido del humor ha sido muy irregular, y los constantes intentos de emular lo que hace Billy Crystal en los Oscar ya resultan tan vistos como repetitivos). Por no hablar del número de rap de El Langui con viejas glorias de la interpretación patria, no muy aplaudida entre los asistentes y, desde luego, en nuestras casas.

Entre los nombres más destacados de la noche encontramos a una emocionada y sincera María León, ganadora del Goya a la mejor actriz revelación por La voz dormida; el sentido discurso de agradecimiento de Elena Anaya, ganadora del Goya a la mejor actriz protagonista por La piel que habito; los dos estallidos de euforia que ha desatado Arrugas, producción animada que ha ganado los Goyas a la mejor película animada y al mejor guión adaptado, superando en esta categoría a tres monstruos como Katmandú, un espejo en el cielo y las películas de Pedro Almodóvar (con gafas de sol al más puro estilo Jack Nicholson) y Benito Zambrano. Por supuesto, especial mención para la aparición estelar de Santiago Segura a la hora de entregar un premio, el cual se ha marcado un divertidísimo monólogo de casi cinco minutos de duración que prácticamente le ha robado el trabajo a Eva Hache. Tanto es así que medio Twitter pedía que la presentación de la ceremonia recaiga el año que viene para el director de Torrente 4, algo que nosotros secundamos rotundamente.

En esta edición número 26 de los Premios Goya no ha faltado el contenido político en los discursos de algunos de los ganadores, a veces sutilmente (como Ana Wagener al ganar el Goya a la mejor actriz de reparto por La voz dormida) y, en otras ocasiones, de forma explícita, tal es el caso de Isabel Coixet haciendo referencia a un tema de rabiosa actualidad, los juicios a Baltasar Garzón, tras ganar precisamente el Goya a la mejor película documental por Escuchando al juez Garzón. Ha sido en ese preciso instante cuando ha hecho acto de aparición la lamentable intervención de un espontáneo que, por desgracia, no ha sido el último. Cosas del directo, sí, pero también de una aparente falta de seguridad que salta demasiado a la vista.

En definitiva, unos Premios Goya muy repartidos pero con una ceremonia que, una vez más y a excepción del trabajo de Andreu Buenafuente los dos últimos años, ha desmerecido con creces lo que se pretende desde la Academia: un escaparate del cine español para espectadores potenciales en tiempos de crisis. El punto negativo ha venido de parte del presidente de la Academia, Enrique González Macho, quien no ha reconocido a Internet como una herramienta nueva y fundamental a la hora de distribuir cine en su primer discurso como presidente, sino todo lo contrario. Qué le vamos a hacer.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 5.5/10 (2 votes cast)
XXVI Premios Goya: Sí habrá paz para Enrique Urbizu, 5.5 out of 10 based on 2 ratings

Noticias relacionadas:

  1. La piel que habito encabeza los Goya 2012 con 16 nominaciones
  2. Enrique González Macho, nuevo presidente de la Academia
  3. Eva Hache presentará la XXVI edición de los Premios Goya
  4. No habrá paz para los malvados triunfa en los premios Forqué
  5. Nominaciones a los XXVI Premios Goya

1 Trackback

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Termina una nueva edición de los Premios Goya, una de las más repartidas de los últimos años, y en la que Enrique Urbizu y todos los responsables de No habrá paz para los malvados sí han encontrado aquello que no desean…..

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *