Trailer Iron Man 3

Festival de Venecia 2010: Resumen

Luis Jiménez

Dom, 12 Septiembre 2010

Comentar (1)

3,343 visitas

Una vez cerrada la 67 edición del Festival de Cine de Venecia, es hora de hacer balance. Quizá la nota más interesante sea la de los grandes premios. Somewhere, el trabajo de Sofia Coppola se hace con el León de Oro y Álex de la Iglesia se hace con el León de Plata y el premio al Mejor Guión.

Este año el festival parece que vuelve a apostar por cine personal, cine de autor y además contó con un jurado bastante más moderno que otros años. Presidido por Quentin Tarantino, junto a él, el guionista y director Guillermo Arriaga (habitual de las películas de Iñárritu), el compositor Danny Elfman o el director Gabriele Salvatore (Quo Vadis, Baby?). Así las cosas el festival arrancó el pasado día 1 de Septiembre, con la ya clásica introducción de su director, Marco Müller.

Varios e interesantes títulos se han presentado durante estos diez días de proyecciones. A nivel general, los asistentes parecen haberse quedado mejor que el año pasado, y así lo demuestran las buenas críticas que han obtenido muchas de las películas proyectadas. La primera en hacerlo fue la del ganador del año pasado Darren Aronofsky. A pesar de llevarse muchos abucheos hace unos años con La fuente de la vida, el realizador presentó Black Swan, la nueva película de Natalie Portman sobre las obsesiones de una joven bailarina de danza. La cinta, llegó a extremos, o gustaba o se detestaba. Ni siquiera la presencia de la joven actriz pudo eclipsar las opiniones de la platea después de su proyección. La película no se ha ido de vacío, y la actriz Mila Kunis se hizo con el premio revelación Marcello Mastroiani.

Julian Schnabel tuvo la oportunidad de deslumbrar al personal cuando en la segunda jornada del festival presentó Miral, una cinta con tintes políticos y que fue rechazada en el pasado Festival de Cannes (algo que molestó bastante a Schnabel). Trata el tema de la creación de Israel hasta su paz con Palestina, de la mano de una mujer, interpretada por la joven actriz Freida Pinto (ahora en cartel tiene Conocerás al hombre de tus sueños). El guión está firmado por Rula Jebreal, una periodista muy reconocida. A pesar de tratarse de un tema importante y trascendental, la recepción de la película no fue como se esperaba. Aún así, la película se llevó un premio especial de UNICEF.

Mucho mejor lo tuvo Sofia Coppola en la presentación de Somewhere, su nuevo trabajo. Arropada por Stephen Dorff (algunos hablan ya del resurgir del actor) y Elle Fanning (hermana de Dakota) presentaba la historia de una estrella de cine excesivamente excéntrica que un buen día se enfrenta a la vida cuando aparece una hija suya de 11 años que desconocía. La historia nos suena de algo, pero el trabajo tanto de Coppola como de los actores es lo que la ha hecho obtener el León de Oro del festival, entregado por su antigua pareja sentimental, Tarantino. Este mismo día, el director chino John Woo (Acantilado rojo) recibía el Premio Open a toda su carrera.

El realizador galo, François Ozon (Ricky) presentó su trabajo Potiche, que contaba con la siempre elegante Catherine Deneuve, que ese día eclipsó el festival. La cinta del francés, una historia sobre una viuda que hereda la fábrica de su padre, supone un importante trabajo para la actriz de 67 años, que una vez más vuelve a demostrar que sigue en la industria por razones de peso. A pesar de que su nombre figuraba entre las candidatas a hacerse con la Copa Volpi a la Mejor Actriz, no pudo llevársela y en su lugar lo hizo la actriz Ariane Labed, por su papel en la película Attenberg, de la realizadora Athina Rachel Tsangari. La película de Ozon tuvo que conformarse con el Premio Roberto Benigni, que aunque no es un premio oficial, al menos reconoce una interesante propuesta.

Uno de los títulos que no entraba en concurso pero que levantó bastante expectación fue el de Casey Affleck I´m Still Here, sobre esos “años perdidos” de Joaquin Phoenix. Muchos ya la consideran una obra de culto y otros hasta alaban hasta el extremo el trabajo de Joaquin Phoenix, siempre que se trate de algun tipo de intepretación. El actor se negó a hacer cualquier tipo de rueda de prensa o declaración. Lo cierto es que la película casi se lleva por delante a una de las más esperadas, Essential Killing, de Jerzy Skolimowski. En ella vemos a un Vincent Gallo en buena forma, tanto que consiguió por este papel, la Copa Volpi al Mejor Actor. La película cuenta la historia de un soldado afgano que huye del ejército americano tras ser capturado. Además del premio mencionado y del Gran Premio del Público, fuera de los oficiales se hizo con el CinemAvvenire, entregado paralelamente al certamen.

Ya entrados en el séptimo día de festival, el español Álex de la Iglesia se “desvirgaba” en Venecia con su película Balada triste de trompeta. El triángulo amoroso protagonizado por Carlos Areces, Carolina Bang y Antonio de la Torre, dejó a muchos bastante satisfechos, tanto que se comenta que nos representará en los Oscar el próximo año y que muy seguramente sea la película española del año, algo que al director no le pilla de nuevas. Tanto gustó que se hizo con el León de plata a la Mejor Dirección y con el premio al Mejor guión. Dos galardones que sin duda impulsarán su promoción no sólo en España sino en todo el mundo. Ese mismo día, Vincent Gallo (otra vez) presentaba su nueva película como director, Promises written in the water, sobre un hombre romántico que se niega a satisfacer a una joven ninfómana. Las críticas han sido bastante aplastantes con la cinta.

Otro miembro de la familia Affleck, en este caso Ben, presentaba fuera de concurso su segunda película como director, The Town: Ciudad de ladrones, un thriller de acción en donde interpreta (y dirige) a un atracador de bancos que se enamora de una de sus rehenes. La cinta, aunque gustó más por la dirección que por la interpretación de Ben, dejó bastante indiferente al personal. El director y el reparto acudieron al festival para presentarla. Recordemos que entre los intérpretes de esta película está Jon Hamm, muy en boca por su espléndida interpretación en la serie de televisión Mad Men, por la que ha sido nominado a los Emmy en varias ocasiones y consiguió un Globo de Oro hace 2 años.

El festival entraba en su recta final antes del veredicto, y no faltaron más rostros conocidos como el del actor Paul Giamatti, que presentaba su trabajo Barney´s Version, del director Richard J. Lewis (bastante formado en el mundo de la televisión). Giamatti interpreta al Barney del título, un hombre de extrañas formas que fue productor de televisión. La película da un repaso a 30 años de vida de esta figura. Giamatti está bien arropado en la película por Dustin Hoffman, y la crítica fue unánime al concederle una ovación (quizá tengamos uno de los candidatos a los Oscar para el próximo año).

Así las cosas se cerraba el Festival Internacional de Cine de Venecia con un buen sabor de boca, no sólo para los asistentes sino también para los que lo hemos vivido desde fuera. Han sido diez días intensos y una cuantas películas. Sin duda nos quedamos con la buena noticia de que Álex de la Iglesia ha conseguido esos dos importantes premios por Balada triste de trompeta. Esta semana próxima, esperamos conocer a los precandidatos para los Oscar en representación por España, y es más que probable que la cinta del español esté presente.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Noticias relacionadas:

  1. Resumen Comic-Con 2010
  2. Palmarés del Festival de Cannes 2009
  3. Robin Hood abrirá el próximo Festival de Cannes
  4. Nominaciones a los Oscar 2010: Comentarios y predicciones
  5. En Tierra Hostil derrota a Avatar en los BAFTA 2010

1 Comentario en "Festival de Venecia 2010: Resumen"

2 Trackbacks

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *