Trailer Iron Man 3

Estrellas que dejaron de brillar (parte 1)

Jacobo Martínez

Vie, 11 Marzo 2011

Comentar (7)

12,629 visitas

Seguro que alguna vez, revisando DVDs de las tres últimas décadas, os habéis preguntado ¿a dónde fue a parar ese actor? ¿por qué ya no le vemos en cine actual? Comenzamos pues una nueva sección en la que iremos descubriendo, semana tras semana, qué ha sido de aquellas estrellas que un día brillaron con fuerza y ahora parecen desaparecidas. ¿Nos acompañas?

En “Estrellas que dejaron de brillar” nos fijaremos sólo en intérpretes que participaron en varias superproducciones de gran éxito, caras conocidas de los 70, 80, 90 (e incluso 2000), que ahora se han pasado a televisión, teatro, telefilms, doblaje, videojuegos, cine de serie B, o incluso han dejado de actuar. ¡Ojo!, no es que pasar del cine a una serie de TV nos parezca una degradación, ni mucho menos. Hoy en día hay series cuya producción y calidad supera con creces lo que se estrena en las salas. Pero ya sabemos que el Star System de Hollywood no perdona, y quienes no pisan la alfombra roja todos los años desaparecen del mapa. Sea por el motivo que sea, nuestro punto de mira se fijará en actores que estuvieron en películas taquilleras, y que ahora, sencillamente, no están, no se les ve, o no se les recuerda apenas. Y siempre desde el respeto, por mucho que hayan acabado metidos en problemas con las drogas o la ley, o su aspecto físico se haya deteriorado visiblemente.

Pero antes de comenzar me gustaría agradecer de corazón la participación y aportaciones de los usuarios del foro de Cinefilia de mundodvd, gracias a las cuales vamos recopilando nombres para este artículo (y los que le seguirán):

acbarra, Dr. Morbius, dawson, Screepers, rohmerin, bulko, THE_FLASH, Kirkegard, romita2, DARTH VADER, tatoadsl, Sangel, sofocles79, Crocop, Antonio1008, 3-D, Marvin, Synch, Bela Karloff, y espero no haberme dejado a nadie…

También me gustaría señalar que no he ordenado los actores por importancia (si es que tal cosa pudiera hacerse de forma objetiva). Simplemente plantearé cinco, seis casos de desapariciones relevantes cada semana, con la intención de desarrollar lo mejor posible cada caso particular.

Inauguramos la sección con una desaparición “de libro”, que ha sido motivo de mofa para muchos durante años (incluso los chicos de Muchachada Nui le dedicaron este Celebrities).

Macaulay Culkin:

Desde los cuatro años Culkin había sido preparado para actuar y tenía ese aspecto de “niño mono” que tanto gustaba al público. Así que tras dos éxitos tempranos (Solos con nuestro tío, 1989, y La escalera de Jacob, 1990), fue presentado ante el director Chris Columbus, quien llegó a reconocer que sobresalía de entre los 200 niños del casting. Eso le garantizó el rol protagonista en la comedia familiar Solo en casa (1990), el bombazo navideño que le proyectó definitivamente a la fama. Los contratos multimillonarios no se hicieron esperar, y bajo la tutela de sus padres, el joven Culkin comenzó un ascenso meteórico: Mi chica (1991), el videoclip Black or White (1991), Solo en casa 2: Perdido en Nueva York (1992), El buen hijo (1993), Mano a mano con papá (1994), El guardián de las palabras (1994) y Niño rico (1994). Por estos dos últimos trabajos llegó a recibir un cheque de 8 millones de dólares, cifra jamás pagada antes a alguien de su edad, lo que le granjeó el apodo de Richie Rich.

En 1995 sus padres iniciaron una batalla legal por su custodia (y su fortuna), lo que irónicamente significaría el final de sus ingresos, puesto que Mack se negó a aceptar nuevos papeles hasta que sus progenitores llegaran a un acuerdo (cosa que no sucedió hasta 1997). Para aquel entonces era demasiado tarde: su cara ya no era la del niño mono de antes y los estudios habían perdido el interés en él. Su abierta amistad con el cantante Michael Jackson, sobre el que recaían acusaciones de pederastia, y un modo de vida ciertamente poco usual hicieron el resto para convertirle en objeto de artículos y fotografías robadas en la prensa de la crítica gratuita y el escarnio.

Con tan solo 17 años se casó con la actriz Rachel Miner, pero su matrimonio apenas duró tres años. Regresó a la gran pantalla diez años después con Party Monster (2004), pero su caché sólo le permitía trabajar en films de bajo presupuesto. Para rematar su carrera, fue detenido por posesión de drogas en 2004. Sin duda Culkin ha sido el “juguete roto” de Hollywood, una estrella fugaz que posiblemente jamás volverá a brillar.

Edward Furlong:

A los 13 años fue contratado para interpretar al joven John Connor en Terminator 2: El juicio final, compartiendo protagonismo nada menos que con Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton. Aunque jamás había trabajado en el cine, sus talentos naturales bastaron para llamar la atención de una ojeadora de castings que le puso directamente a las órdenes de James Cameron.

A partir de ahí fue siempre “a rebufo” de actores consagrados: Corazón roto – Jeff Bridges (1992), Nuestro propio hogar – Kathy Bates  (1993), Little Odessa – Tim Roth (1994), El arpa de hierba – Walter Matthau (1995), Antes y después – Liam Neeson, Meryl Streep (1996) y Pecker – Christina Ricci (1998). No obstante, fueron siete años sin grandes éxitos de crítica o taquilla, lo que le mantuvo en el perfil bajo de producciones menores, alejado del interés del público. Volvió a deslumbar en 1998, protagonizando la grandiosa American History X junto a Edward Norton. Lamentablemente, las cifras de taquilla tampoco acompañaron y la carrera de Furlong comenzó a desvanecerse: Cero en conducta (1999), Animal Factory – Willem Dafoe (2000).

A partir del 2000, Furlong entró en una espiral de drogadicción y alcoholismo, llegando a ser hospitalizado por sobredosis. Su breve matrimonio (tres años) le llevó a la cárcel por violar la orden de alejamiento que tenía sobre su esposa. Y por si fuera poco, en 2004 fue arrestado por escándalo público, completamente borracho y en actitud errática.

A sus 33 años poco le queda ya del niño guapo y resuelto que era. Su estilo de vida le ha reportado un aspecto mucho más envejecido de lo que corresponde a su edad. Ha seguido actuando en telefilms, incluyendo una secuela de El cuervo, pero su único rol destacable ha sido un pequeño papel en la serie televisiva CSI: Nueva York.

Viendo sus próximos trabajos en producción, podemos asegurar que de momento no le veremos regresar al circuito “triple A” de Hollywood, y parece que seguirá yendo directo a videoclub o a telefilms de sobremesa. Al menos su vida ahora es más ordenada, y -quién sabe-, quizás algún director rescate su carrera en el futuro. Sigue siendo un gran actor y sólo necesita que alguien vuelva a confiar en él.

Linda Hamilton:

Aunque llevaba desde 1979 actuando y tuvo un papel en Los chicos del maíz (1984), su rostro saltó al estrellato como protagonista de Terminator (1984), bajo las órdenes de James Cameron, con quién contraería matrimonio años después. Tras el éxito inesperado de Terminator, estuvo siete años aceptando papeles en telefilms y series. No fue hasta 1991 que volvió a interpretar con maestría su papel de Sarah Connor en Terminator 2, junto al jovencísimo Edward Furlong. Sin embargo, tras este nuevo bombazo de taquilla, regresó al ostracismo de los “low-budget” hasta 1997, cuando aceptó coprotagonizar junto a Pierce Brosnan Un pueblo llamado Dante’s Peak, una “disaster movie” de poco éxito y peores críticas.

Su divorcio con Jim Cameron (por una infidelidad de este) le reportó una de las mayores indemnizaciones de Hollywood, lo que le dio todavía más libertad para llevar la vida normal que ella deseaba, apartada de superproducciones. De hecho, gran parte de sus desencuentros con Cameron provenían de la obsesión de este con el trabajo. Esta actitud puede interpretarse de forma evidente sabiendo que rechazó un papel en Titanic, y que rehusó participar en Terminator 3: La rebelión de las máquinas. Desde Dante’s Peak ha estado vinculada a series de televisión (Weeds, Chuck), doblajes de voz y telefilms, y así lo quiere ella, así que no esperéis verla de nuevo en otra entrega de Terminator. Es una estrella que se autoextinguió.

Michael Biehn:

Al igual que Linda Hamilton, comenzó su carrera interpretativa antes de los 80, pero la fama le vino con el estreno de Terminator (1984). Posiblemente habría sido estrella de un solo éxito si Cameron no hubiera vuelto a llamarle para otro papel en Aliens: El regreso (1986). A partir de ahí las puertas de los estudios se le abrieron: rodó con William Friedkin (Desbocado, 1987) y con Demi Moore (La séptima profecía, 1988), y justo cuando parecía que el público le olvidaba, ¡bang!, Cameron le rescata para uno de los roles importantes en The Abyss (1989).

Sin embargo, los grandes directores no se fijaban en él, a pesar de que sus interpretaciones en Terminator, Aliens y Abyss fueron perfectas. Así que Michael Biehn acabó rodando la vergonzosa Navy Seals, comando especial (1990) con Charlie Sheen y Bill Paxton (otro favorito de Cameron), y luego todavía otra peor… Lamentablemente para él, su personaje moría en Terminator, así que cuando se empezó a rodar la segunda parte, Biehn no encajaba en el guión. Jim se “inventó” una escena en la que se aparece en sueños de la protagonista, pero finalmente ese cameo fue suprimido del montaje final. Después de eso, tuvo que conformarse con trabajos alimenticios, lo que le llevó a rodar tres bodrios más.

En 1993 pudo participar en Tombstone: La leyenda de Wyatt Earp, un magnífico western coral en el que -de nuevo- demostraba sus grandes dotes interpretativas, junto a un reparto de auténtico lujo que incluía a su compañero Bill Paxton. Y después, vuelta al ruedo de los bodriazos, incluido un thriller de William Friedkin (Jade, 1995). Al año siguiente Michael Bay se acuerda de él y le da un papel en La roca (1996), para luego dejarle seguir con su carrera de títulos mediocres (exceptuando la serie de TV Los siete magníficos). Pasó sin pena ni gloria por papeles secundarios en El arte de la guerra, Clockstoppers, más series de TV, e incluso videojuegos (Command & Conquer). Únicamente Rodríguez y Tarantino le dieron un papel amoldado a su talla en Grindhouse: Planet Terror (2007).

No obstante, Biehn sigue en activo y peleando por volver a ser considerado. Aunque tiene varios films de poca monta en producción, también está en el cast de Puncture (2011), donde comparte libreto con Chris Evans y Vinessa Shaw. La semana pasada estrenó en USA Take Me Home Tonight (Esta noche llévame a casa), donde se codea con Anna Faris y Topher Grace, y este mismo año dirige y protagoniza su propio guión: The Victim, un film de suspense del que apenas se sabe nada. Creemos que algún día volverá a brillar. Tiempo al tiempo.

Winona Ryder:

La jovencita Winona brilló con luz propia por primera vez al servicio de Tim Burton, Bitelchús (1988), donde caló hondo por su aspecto de “niña rara y oscura” (hoy diríamos que es gótica). Tras Bitelchús trabajó en dos cintas destacables: Escuela de jóvenes asesinos, con Christian Slater, y el año siguiente Gran bola de fuego, con Dennis Quaid y Alec Baldwin. A esas alturas casi todos los directores ponían en Ryder su mirada: Tim Burton volvió a confiar en ella dándole un papel importante en Eduardo Manostijeras (1990), y ese mismo año acabó codeándose con Cher, Bob Hoskins y Christina Ricci en Sirenas. Su carrera en los 90 es meteórica: trabaja con Coppola en Drácula (1992), con Scorsese en La edad de la inocencia (1993), rueda éxitos de la talla de La casa de los espíritus (1993), Bocados de realidad (1994), Mujercitas (1994), El crisol (1996), Alien resurrección (1997), Celebrity (1998) e Inocencia Interrumpida (1999).

Es a partir del año 2001 cuando su carrera sufre un frenazo cualitativo y cuantitativo, debido a su arresto por robo  de  prendas en una boutique de Beverly Hills por valor de 5.500 dólares, lo que le llevó a un hiato de prácticamente cinco años. Tras el fiasco de Otoño en Nueva York, apenas participa en dos films dignos de mención rodados previamente a su arresto: Mr. Deeds (2002) y Simone (2002). Tenemos que irnos al año 2006 para verla regresar: A Scanner Darkly (Una mirada en la oscuridad), donde vuelve a encontrarse con Keanu Reeves. Pero a esas alturas, ya está fuera del Star System. De entonces a hoy, tan sólo podemos destacar tres apariciones secundarias: (2009), La vida privada de Pippa Lee, Star Trek (2009) y Cisne negro (2010).

Podríamos decir que ahora ya no es una estrella, si no una actriz de reparto que no llega ni a secundaria. Recientemente ha compartido cartel con Vince Vaughn y Jennifer Connelly en ¡Qué dilema! (2010), pero desafortunadamente las críticas del film son desastrosas, y que no tiene proyectos realmente relevantes en su agenda, al menos nada que le devuelva la luz de estrella que una vez irradió. Eso sí, todavía mantiene su atractivo.

La semana que viene seguiremos con nuevos casos de estrellas desaparecidas en combate. ¡No os lo perdáis!

Actualización: Ya podéis leer la segunda parte: Estrellas que dejaron de brillar (parte 2).

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 8.4/10 (16 votes cast)
Estrellas que dejaron de brillar (parte 1), 8.4 out of 10 based on 16 ratings

Noticias relacionadas:

  1. Cine y Navidad, una buena combinación (parte I)
  2. Adam Sandler recluta estrellas para su nueva y alocada comedia
  3. Cine y Navidad, una buena combinación (parte II)
  4. Harry Potter y las reliquias de la Muerte: Parte I – 2 cárteles
  5. Nuevo tráiler de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte I

7 Comentarios en "Estrellas que dejaron de brillar (parte 1)"

    danoliverm, Marzo 11, 2011 | Permalink |
  • Un GRAN artículo. Os recomiendo para sucesivas entregas incluir a Geena Davis, aunque supongo que también lo habréis tenido en cuenta ^^

    VN:F [1.9.10_1130]
    Rating: +3 (from 3 votes)
  • jacobohd, Marzo 11, 2011 | Permalink |
  • Pues no, fíjate Dani, que se me pasaba Geena Davis.

    Si es que es normal que se nos olviden los olvidados… jajaja.

    Gracias por tu comentario! La semana que viene más! La cosa da para 20 entregas por lo menos…

    VN:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • dawson, Marzo 11, 2011 | Permalink |
  • Muy interesante artículo, y la verdad que me recuerda a estos reportajes que de vez en cuando emite el Plus de actores de Hollywood.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • bulko, Marzo 15, 2011 | Permalink |
  • Muy buena la primera parte, siempre nos encontramos con gente de la que nos habíamos olvidado o nos recuerda a otros que lo están (por no elegir bien sus papeles o por problemas personales).
    Un actor que me viene ahora es Michael Madsen, no le recuerdo en otra película que no sea de Tarantino sin contar Donnie Brasco.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • sakura, Marzo 16, 2011 | Permalink |
  • Edward Furlong aparece en The Green Hornet, aunque es difícil reconocerle :(

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • ramonjohnson, Abril 2, 2011 | Permalink |
  • Está interesante. Siempre hay actores acerca de los cuales uno se pregunta qué fue de ellos. Aquí menciono algunos que quizas ya habrán considerado: Tom Sizemore (que esta en una de las fotografias del inicio), Val Kilmer, Chris O’Donnel (comentando el caso de este último con mi hermano él me dijo que lo que pasa es que nadie sobrevive a hacer del chico maravilla 2 veces). También el caso de Ben Affleck es interesante ya que está intentando retomar su categoria de estrella después de una serie de peliculas lamentables que golpearon su carrera. Saludos…

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  • anonimo, Mayo 19, 2013 | Permalink |
  • Winona Ryder aun sigue brillando pese a su desafortunado problema con los robos tampoco seáis malos eh? En cuanto al resto…. Bueno, lo de Edward Furlong jamas lo entenderé, así como no entenderé lo de Corey Haim. Si bien uno tiene su carrera terminada por completo y le será muy difícil revivirla, el otro esta bajo tierra por los mismo motivos: las drogas.
    Personas que lo han tenido todo y no han sabido valorarlo debido a que han tomado una mala decisión.

    VA:F [1.9.10_1130]
    Rating: 0 (from 0 votes)

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *