Trailer Iron Man 3

Cine y Navidad, una buena combinación (parte I)

Luis Jiménez

Sab, 18 Diciembre 2010

Comentar (0)

3,237 visitas

La época navideña siempre ha sido propicia para reunir a la familia delante de una mesa, olvidar viejos rencores y, por qué no, ir al cine. En Navidad se estrenan quizá aquellas películas más familiares o aquellas cintas más conmovedoras. Echemos un vistazo.

Las distribuidoras lo saben, la Navidad y el verano son las dos épocas del año en donde más taquilla se puede hacer. Resulta curioso que dos periodos vacacionales tan universales, reunan no sólo a mucho público sino cine de características muy opuestas. Mientras en verano prima el cine de acción, aventuras, las películas para jóvenes, la Navidad siempre se reserva para la familia, para películas más conmovedoras y más modestas (no siempre, claro). Pero ¿qué pasa con la Navidad en el cine?.

Casi siempre se nos ha presentado esta época en las películas como una época de paz, con la nieve en las calles, familias sentadas a la mesa degustando un enorme pavo y casas adornadas con un montón de lucecitas de colores. La Navidad en el cine suele ser siempre sinónimo de historia con final feliz. A pesar de este ideal de mundo, no siempre las historias han tirado por el camino más fácil.

¡Qué bello es vivir! (1946) , de Frank Capra quizá simbolice bastante bien esa época. La película, protagonizada por un inmenso y edulcorado James Stewart, cuenta la historia de un hombre que es asaltado por un ángel antes de suicidarse. Junto a él, recorrerá la vida que hubiera sido si no estuviera al lado de los suyos, todo por ganarse unas alas.

Película de inevitable referencia navideña, puesto que la historia sucede en esa época. Casi se ha convertido en un clásico de la programación televisiva y simboliza la felicidad de la vida cuando ésta quizá no nos importa. Stewart, muy bien conducido por ese entrañable angel, abre los ojos ante un mundo que, aunque no aceptable para sus principio, si es uno de los que se merece vivir en él. Toda una oda a la amistad, a la familia y a la felicidad. Sin duda una película imprescindible. Brett Ratner tuvo un pequeño intento de emular tal hazaña con Family Man, en donde Nicolas Cage no llegaba a la suela de los zapatos al señor Stewart.

El cine español tampoco se ha olvidado de la Navidad y aunque últimamente sus producciones no se centren precisamente en esa noche (recordemos que la inminente No controles está ambientada en estas fechas), sin duda podemos quedarnos con la espléndida Plácido (1961) del maestro Luis García Berlanga, todo un ejercicio cinematográfico de obligada visión (aquí la crítica de Cinefilo). La película mezclaba el humor más típico del tándem Berlanga-Azcona con la crítica a la sociedad de la época, en donde el favoritismo y la falsedad eran sin duda lo que más se estilaba.

Saltamos casi treinta años, exactamente hasta 1990 para hablar de Solo en casa. Título emblemático de los noventa y con un Macaulay Culkin en su época de esplendor. ¿Quien no ha soñado alguna vez con quedarse solo en casa durante las navidades?. A pesar de contar además con un reparto muy gracioso (estaba el grandísimo John Candy), la película supo hacer una buena taquilla y el éxito fue tal que generó una secuela (Solo en casa 2: Perdido en Nueva York) y hasta una tercera parte. Desgraciadamente, Culkin perdió el rumbo debido a la fama (además de diversos problemas entre sus padres) y parece que se recuperó hace unos años. Sus hermanos Kieran y Rory, al menos no han seguido su mala “fama”.

Tim Burton no podía tampoco dejar escapar esta época del año y en diciembre de 1994 estrena Pesadilla antes de Navidad, basada en una idea propia y junto a su compañero de fatigas, el compositor Danny Elfman, planteaban la original historia en donde los personajes de Halloween decidían hacer su propia Navidad. El stop-motion con el que se realizó la película era espectacular, y la banda sonora también. Sólo una nominación a los Oscar logró catapultar a esta película en toda una cinta de culto. A pesar de su tiempo (y de su reestreno en los Estados Unidos el año pasado en 3D), sigue siendo a día de hoy, una película referente del género de animación y sus seguidores se cuentan por miles.

Terminamos esta primera parte con una cinta familiar (qué raro). El director Les Mayfield se encargó de Milagro en la ciudad, nueva versión de la cinta de George Seaton De ilusión también se vive. En ella un anciano (Richard Attemborough) afirma ser el verdadero Papá Noel (o Santa Claus). Toda una cinta absolutamente lacrimógena. A pesar de su historia, no fue precisamente una película con fuerte repercusión en taquilla.

Artículo realizado por Luis Jiménez.

VN:F [1.9.10_1130]
Rating: 9.0/10 (2 votes cast)
Cine y Navidad, una buena combinación (parte I), 9.0 out of 10 based on 2 ratings

Noticias relacionadas:

  1. Segundo tráiler de Cuento de Navidad
  2. Tráiler definitivo de Cuento de Navidad en castellano
  3. Tráiler español de Cuento de Navidad
  4. ‘Pesadilla antes de Navidad’, en tres dimensiones en noviembre
  5. Feliz Navidad desde Cinefilo.es

1 Trackback

Escribe un comentario

Añade tu comentario aquí, o un trackback desde tu propia web. También puedes suscribirte a los comentarios vía RSS.

Tu e-mail no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *